(Sean’s notes: The original did not have a table of contents, but I added one here)

DATOS DEL AUTOR DR. DANIEL FRY   ……..             2

INTRODUCTION   …….             2

DONDE EL AUTOR VE Y TOCA UN PLATO VOLADOR   …………             7

YO VIAJE EN UN PLATO VOLADOR   ………….             16

DONDE ME EXPLICAN EL INTERIOR DE LA NAVE   …             24

DESDE NUEVA MEDICO A NUEVA YORK Y EL REGRESO A 8oo MILLAS POR HORA 26

INFORME DE ALAN A LOS HOMBRES DE LA TIERRA DESDE EL ESPACIO COSMICO 33

¿COMO SE COMUNICAN CON NOSOTROS DESDE EL ESPACIO EXTERIOR?          48

RESPUESTAS LOGICAS A MUCHAS PREGUNTAS SOBRE OVNIS   ……             50

LO QUE DICEN OTROS   …             58

——— ♦ ———

Dr. Daniel Fry

El Incidente de White Sands

Traducción de la

Dra. Magdalena L. de Castagnino

EDITORIAL

MAS ALLA DE LA

CUARTA DIMENSION

Gaona 1312

1974

Edición y traducción realizada con autorización del autor.

Queda hecho el depósito que marca la Ley 11.723

COPYRIGHT 1969 – by DANIEL FRY

1a. Edición – ROSARIO PRINTED IN ARGENTINA

2a. Edición – 1974 – PRINTED IN ARGENTINA

DATOS DEL AUTOR DR. DANIEL FRY

El Dr. Daniel W. Fry es un científico de prestigio internacional, investigador e ingeniero electrónico, reconocido por muchos como uno de los científicos del mundo mejor informado en espacio y viajes espaciales.

Es conocido por millones de gente a través de los Estados Unidos Canadá y Europa por sus conferencias y aparición en cientos de estaciones de radio y televisión.

Dr. Fry tiene el título de Ph. D. del St. Andrews College de Londres, Inglaterra. Su tesis de doctorado fue “Pasos a las Estrellas”. Y fue miembro fundador del NICAP (National Investigating Committee on Aerial Phenomena, Washington D.C.).

Es autor de varios libros importantes en el campo de la física y espacio exterior, y figura en el libro “¿Quién es quien en el OESTE?” desde 1961. También es Presidente Internacional de “UNDERSTANDING”, Inc.

Mientras el Dr. Fry era Vice-Presidente á cargo de investigaciones en- la Crescent Engineering Company en California, desarrolló ciertas partes para el sistema de guía del cohete Atlas. An tes de su asociación con la Crescent Engineering and Research, el Dr. Fry estuvo empleado por la Aerojet General Corporation. Trabajó para Aerojet en el White Sands Proving Ground cerca de Las Cruces, Nueva Méjico donde estaba a cargo de la instalación de instrumentos para el control y guía de los proyectiles. Además estuvo empleado como consultor en el Institute of Technology de California.

INTRODUCTION

Esta es la historia verdadera de un hecho único. Algunos creerán en ella exactamente como está escrita. Deseo expresarles mi gratitud por ello. Otros sonreirán y dirán: suena interesante pero yo no lo creo. Sin embargo, créase o no, en la tarde del 4 de julio de 1950, tuve la experiencia de ver, tocar y volar en una cápsula espacial de control remoto, no piloteada, que aterrizó cerca del Campo de Pruebas de White Sands en las afueras de la ciudad de Las Cruces en Nueva Méjico.

Pronto me di cuenta que este asombroso vehículo había sido, obviamente, creado por una tecnología considerablemente más avanzada que ninguna otra conocida sobre la Tierra.

En esa época no se hizo reportaje público del hecho, en parte porque el United States Missile Proving Ground donde yo trabajaba estaba operando en el mayor secreto.

Además la naturaleza del acontecimiento era, a la mayoría, tan increíble, que parecía improbable que fuese considerado más que producto de la fantasía.

En 1954 sin embargo, fui persuadido de hacer un reportaje público de este hecho.

Por la gran significación social y tecnológica que tiene la llegada de estos artefactos extraterrestres, se me indujo a creer que el público tenía derecho a conocer lo que había ocurrido. Y estaba convencido que debería tener acceso a los datos técnicos y científicos ofrecidos por el “piloto” de la cápsula espacial. Desgraciadamente, factores involucrados en las reglas de seguridad militar, prohibieron la publicación de una gran cantidad de los datos específicos que yo recibí.

Doce años han transcurrido y los factores que impedían la publicación completa del hecho en aquel momento han desaparecido, y toda la historia puede ser narrada en mayor detalle.

5

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

Los mismos doce años han significado un tremendo adelanto en nuestra propia tecnología espacial, y la exactitud de muchas de las afirmaciones de mi reportaje original han sido demonstradas en la actualidad.

Puesto que la información contenida en este libro es auténtica, muchos lectores la aceptarán por lo que es -un relato de hechos que realmente ocurrieron.

Otros lectores, sin embargo, pueden no aceptar este relato como un hecho, pero encontrarán en sus páginas muchas cosas de interés. Y eventualmente, mucha de la información probará ser de gran valor a nuestros científicos y a las naciones del mundo.

Mientras tanto, se me ha pedido ir de costa a costa, aparecer i en radio y televisión y dar conferencias sobre el terna UFO, y me gustaría invitarlos a escuchar cuando esté cerca de Uds.

Siempre se formulan preguntas después de las conferencias y estoy seguro que algunas de las preguntas que Ud. tiene en mente serán realizadas y Ud. tendrá el placer de oir su respuesta.

En septiembre de 1963, tuve el privilegio de hablar al cuerpo de profesores de dos escuelas de distrito en el sur de Oregón. La conferencia contenía un número de afirmaciones de gran in terés para aquellos que se interesaban por el futuro. El Medford Mail Tribune, el diario de Medford Oregón relató los puntos principales como sigue:

“Hay estudiantes en nuestra escuela secundaria que llegarán a la superficie de Marte o Venus antes de los 30 años, dijo ayer el Dr. Daniel Fry, un científico y antiguo ingeniero ejecutivo en co hetes, en una conversación a los maestros de las escuelas de Medford y Ashland.

“Nosotros debemos hacer todo lo posible para preparar a esta generación para lo que está por ocurrir, dijo, a los maestros. Estamos saliendo al espacio y debemos estar preparados para lo que encontraremos allí”.

“Fry emitió la opinión que los seres terrestres encontrarán vida inteligente en otros planetas. Es estadísticamente cierto, dijo, discutiendo las estimaciones hechas a principios de ese año por un astrónomo de Harvard, “que por lo menos un millón de planetas de nuestra galaxia alcanzaron la capacidad de viajar a través del espacio hace dos millones de años”.

6

Dr. DANIEL FRY

“El conferenciante se dirigió primero a un grupo de 500 en la Hedrick junior High School ayer por la mañana, y luego habló por dos horas y media a los 140 maestros de la Ashland junior High School durante la tarde.

Específicamente urgió al personal de enseñanza a preparar a nuestra actual generación para salir al espacio; a manténer la mente abierta, a sumergir su ego y aumentar su compresión de la realidad.

El ego humano es el mayor obstáculo al aprendizaje humano, recalcó Fry.

“Hasta ahora hemos permanecido en nuestro propio patio posterior, y solo hemos sido capaces de golpearnos el pecho y pensar cuan importantes somos. Pero ahora estamos listos para salir e ir al patio de otros seres, y es mejor que nos preparemos para ello.

En una época pensábamos que éramos el centro del Universo -explicó-. Luego nuestro ego sufrió un rudo golpe cuando descubrimos que la Tierra meramente giraba alrededor del Sol.

Luego nuestro yo sufrió otro golpe cuando descubrimos que nuestro Sol era una estrella insignificante en una galaxia de 100 billones de estrellas. Y todavía otro golpe más, cuando supimos que nuestra galaxia es meramente una, de muchas galaxias; por lo menos 10 billones de ellas se conocen en la actualidad.

La raza humana se consoló en ese momento creyendo que era única en el universo, pero luego los astrónomos empezaron a stiponer que los planetas eran una ocurrencia común a través de la creación, dijo Fry.

Refiriéndose a las estadísticas del astrónomo de Harvard sobre la vida extraterrestre, las estimaciones más pesimistas calculan que una estrella de cada lo, tiene planetas, pero que cada sistema solar tiene aproximadamente 10 planetas. Por consiguiente, si suponemos que hay 10 billones de estrellas en nuestra galaxia, luego habrá aproximadamente 100 billones de planetas, explicó.

Luego dijo que las estimaciones más pesimistas relacionadas con las condiciones de vida en los planetas eran de 1 en 100, lo cual significaría 1 billón de planetas en esas condiciones en nuestra galaxia.

7

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

Luego pidió a los espectadores que supusieran que, sólo 1 de cada 10 planetas con condiciones para desarrollar la vida la hayan desarrollado en realidad; esto dejaría todavía 100 millones con vida.

Finalmente, suponiendo que 1 de cada 100 de estos hayan pasado por el actual nivel de desarrollo de la Tierra, habría 1 millón de planetas en etapa de viajar con naves espaciales.

“La vida se desarrolla primero en el centro de la galaxia, y la Tierra está localizada en las zonas exteriores de su galaxia”. dijo, explicando por qué pensaba que numerosas civilizaciones de la Vía Láctea habían logrado viajar a través del espacio hace dos millones de años.

Un miembro de la audiencia de Ashland preguntó a Fry, cómo los seres podrían atravesar esas inmensas distancias espaciales, a lo cual él respondió que creía que no había límites a la velocidad a la cual el hombre puede aprender a viajar.

La teoría de la relatividad no dice que el hombre no pueda viajar más rápido que la velocidad de la luz, remarcó. Sólo dice que nadie en la Tierra será capaz de verlo hacer.

En otra parte de su charla, Fry llamó al cohete fuera de moda, y lo comparó con el hecho de pretender cruzar un lago con un bote, empujando con el remo por detrás del mismo. Ninguna persona inteligente usaría tal método si tuviera conciencia de otras posibilidades.

Refiriéndose a “otras posibilidades” respecto a los viajes espaciales, predijo que los Estados Unidos desarrollarían dentro de ocho años, naves espaciales que emplearían métodos de propulsión más eficientes, basados en el mecanismo gravitacional. Estas naves caerán literalmente desde la Tierra, por inversión de la fuerza de gravedad que las sujeta a la misma.

Dijo que la única razón por la cual tales naves no han sido todavía desarrolladas en la Tierra, se debe a que solo recientemente el hombre se ha. dado cuenta que tal medio de propulsión es posible.

A través de la historia, los obstáculos que han hecho dificil el progreso del hombre, ha sido su negativa a reconocer que cierta cosa es posible dijo Fry. Una vez que admite que algo es posible, no transcurre mucho antes de que lo sea.

El reconocimiento de que las cosas son posibles, fue uno de

8

Dr. DANIEL FRY

los puntos á los que pareció que Fry quería a los maestros a ampliar el campo de comprensión de la realidad de sus estudiantes.

“La realidad no tiene límites, dijo. No es pequeña ni limitada, es infinita. La gente traza un círculo a su alrededor, que ellos consideran es real, pero lo único que demuestra ese círculo es el nivel cíe conciencia que ellos han alcanzado”.

Pocos días después que este artículo fue publicado, un columnista agregó estos comentarios:

“Hay una cantidad de puntos interesantes que no pudimos recalcar en el relato que hizo Daniel W. Fry, la semana pasada, para los maestros de los distritos de Medford y Ashland.

El relato comenzó con la predicción de Fry que los actuales estudiantes del colegio secundario, caminarían en la superficie de Marte o Venus antes de cumplir los treinta años; pero la falta de espacio no nos permitió desarrollar la explicación algo complicada de como llegó a esa predicción.

Afirmó que el desarrollo científico presente está subiendo en  una pronunciada curva ascendente. El llama a esto “La curva del desarrollo”. Dijo que: el desarrollo hecho en los pasados 10 años iguala aquellos hechos en los 100 años previos, y aquellos realizados en los 100 previos igualaron a los realizados en los precedentes 1000 años y así sucesivamente.

Algunos antropólogos estiman que llevó 1 millón de años al hombre progresar de la edad de piedra hasta la flecha y el arco, dijo. Un ingeniero lo haría hoy en 30 minutos, o en una tarde al máximo.

Aplicando la teoría de la curva del desarrollo al tema de aterrizaje del hombre en Marte o Venus, él enfoca el problema de la siguiente manera: “Hace diez años pensábamos que podíamos lograrlo en Zoo años. Hace 8 años pensábamos que podíamos lograrlo en 100. Hace años la estimación cayó a 50. Y así sucesivamente”.

Esta es la razón por la que Fry piensa que el hombre de la Tierra llegará a Marte o Venus en el término de 10 años.

El cohete Saturno, que tiene empuje para alcanzar a Venus o Marte, lía sido probado con resultados que excedieron la expectación, dijo. Y hemos colocado hombres en órbita. Si nos preocu páramos menos por la vida de nuestros astronautas, nosotros seríannos

9

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

capaces de poner un hombre en Marte o Venus dentro de 1 año.

Mirando al desarrollo científico en general, hizo notar que citando Julio Verne escribió sus libros de ciencia-ficción, él lo es taba haciendo en los límites de la imaginación de aquella era. Casi todo lo que Julio Verne imaginó viene sucediendo, así que si hacemos la extrapolación (le la misma situación en la curva del – desarrollo, nosotros podemos predecir que cualquier cosa que el hombre pueda imaginar, será realidad dentro, quizas, de veinte años.

Esto es casi una afirmación, pero él se adhiere a ella.

Esta teoría de la curva del desarrollo que Fry expone tan bien, es una explicación que él da cuanto la gente pregunta como puede el hombre esperar de viajar a planetas y sistemas estelares que están a cientos, miles y inillones de años luz de la Tierra.

No ve razón por qué el hombre no pueda aprender a viajar a tremendas velocidades superiores a la velocidad de la luz. En una época, los hombres de la Tierra creían que nadie podría viajar a 60 millas por hora sin ser aplastado por la presión atmosférica, recalcó. Barney Oldfield demostró cuan equivocados estaban, cuando condujo un automóvil a 60 millas por hora. En la actualidad, los astronautas van a 18000 millas por hora cuando están en órbita”.

10

I

DONDE EL AUTOR VE Y TOCA UN PLATO VOLADOR

Esa noche julio 4 de 1950, me uní al siempre creciente número de individuos que, alrededor del mundo, son conocidos como “observadores de U.F.O.S.”

No solamente he visto uno, sino que lo he tocado, he entrado en él y he hecho una especie de vuelo de prueba como pasajero. También me comuniqué, en cierta extensión, con su operador.

Ahora que este extraño vehículo se ha ido,’ yo estoy de regreso en mi cuarto en White Sands Proving. Ground cerca de Las Cruces en Nueva Méjico.

A muchos que lean este libro, puede parecerles increíble que tal hecho haya realmente ocurrido. Pero ocurrió.

No sería fácil de explicar. A menudo me he preguntado: ¿”por qué, con más de 2 billones (1) de habitantes en este planeta, me eligió el destino para hacerme beneficiario de este único e interesante hecho?

La improbabilidad matemática de este acontecimiento es tan grande, que cuando tratara de convencer a alguien de que he viajado en un “Plato Volador” y he conversado con un ser de algún lugar del espacio, podrían sugerirme ser enviado al asilo más próximo”.

Sin embargo es el acontecimiento más grande y más excitante de mi vida y no puedo conservarlo exclusivamente para mí. Así que he decidido escribir un relato detallado de este hecho, exac tamente corno ocurrió, mientras todavía está claro y agudo en mi memoria.

———

(1) 1 billón equivale a 1 millón de millones en España e Inglaterra y a mil millones en Estados Unidos.

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

Como era 4 de julio, había planeado ir a Las Cruces con otros científicos e ingenieros del White Sands Proving Grounds, para hacer tina ,pequeña celebración y ver la exhibición de fuegos artificiales que estaba planeada para esa tarde.

La mayoría del grupo Aerojet con el cual yo trabajaba, había ido a Las Cruces con el auto de la compañía durante la tarde. Como el auto estaba repleto, decidí esperar y tomar el último ómnibus del día. Equivoqué la hora de partida, perdí el último ómnibus, y me encontré varado en un campo casi desierto, sin nada que hacer salvo sentarme en mi habitación y leer.

Empecé con el libro de texto de James Cork sobre el tema “Transferencia del calor”. El tema era bastante apropiado a las circunstancias, porque aproximadamente a las ocho y media, el ambiente estaba insoportablemente caluroso y sofocante, y decidí hacer una caminata con la esperanza de que afuera estuviera más fresco.

Me dirigí primero en dirección del viejo stand estático de pruebas de la V2, en el cual habíames estado montando nuestro gran motor de cohete para probarlo. El stand está aproximada mente a milla y media del grupo de edificios que forma el núcleo del campo de prueba, y la distancia era justo para una caminata en la tarde relativamente fresca.

Aproximadamente a los dos tercios del camino al stand de pruebas, una pequeña calle de tierra cruza la calle principal y conduce hasta la base de las montañas de Organ. Cuando llegué a este punto, repentinamente decidí tomar por la calle de tierra en vez de continuar hacia el stand de pruebas.

La calle era apenas más ancha que las huellas de un par de ruedas en el, desierto y serpenteaba entre las dunas. Eran menos de dos millas de largo, pero era la única calle del área en la cual nunca había estado, y decidí que siendo el ejercicio y el pasatiempo los únicos objetivos de la caminata, este camino serviría como cualquier otro.

El sol se había puesto hacía cerca de una hora, pero en el aire claro de esa elevada región desértica, siempre hay luz suficiente para una confortable caminata en la noche, a menos que el cielo esté encapotado.

Mis ojos escudriñaban el cielo, y se detuvieron sobre un grupo de estrellas especialmente brillantes sobre los picos de las

12

Dr. DANIEL FRY

montañas. Repentinamente una de las estrellas desapareció. Esto llamó inmediatamente mi atención, pues las estrellas no desaparecen, por lo menos en un cielo sin nubes. Algo había eclipsado la estrella, pero yo no tenía idea de lo que podía ser.

Un aeroplano requeriría menos de un segundo eh pasar por un punto dado, pero la estrella no volvió a verse. Además en el silencio del desierto un aeroplano podría oírse mucho antes de que pudiera verse, y no se oía ningún sonido. Los globos sonda no se sueltan de noche, y en cualquier caso, un globo climático, se elevaría bastante rápidamente, por consiguiente solo eclipsaría una estrella por pocos segundos.

Luego, otra estrella justo a la derecha de la primera, desapareció, y pocos segundos más tarde, dos más situadas por debajo. Una fuerte sensación punzante recorrió mi espina dorsal. Cualquier cosa que fuera que estaba eclipsando la luz de las estrellas, estaba aumentando rápidamente su diámetro aparente; y desde que el rumbo se mantenía constante, solo podía significar que el objeto estaba viniendo, directamente hacia mí. Finalmente pude ver de que se trataba. y al mismo tiempo me di cuenta de por qué no había sido capaz de verlo antes. Su color parecía casi idéntico al color del cielo de la noche, así que aunque estaba bastante cerca, era difícil divisar más que el contorno.

Como continuaba dirigiéndose hacia mí, sentí un fuerte impulso de echarme a correr. Pero mi larga experiencia en explosiones y mi trabajo en cohetería, me habían enseñado que es una tontería correr, cuando un objeto se está acercando, hasta que uno no esté seguro de la trayectoria; porque no hay manera de juzgar la trayectoria de un proyectil si uno está corriendo.

El objeto estaba ahora a menos de cien pies de distancia. Empezó a moverse más lentamente, a no más de diez a quince millas por hora y pareció disminuir la velocidad a un ritmo tal que pararía antes de alcanzar el suelo. También pude ver que su forma era esferoide, achatada en los polos, de aproximadamente 30 pies de diámetro en el ecuador o parte más ancha.

Algo tranquilizado por su movimiento más lento, permanecí donde estaba, observando como se deslizaba, tan liviano como una semilla de cardo flotando en la brisa. Se posó en tierra a unos setenta pies sin el menor golpe o sacudida.

Salvo el crujido de los matorrales debajo de él, no hizo ningún

13

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

sonido. Por casi un minuto permanecí sin movimiento. Una fantástica sensación me sobrecogió, y permanecí mirando el objeto, desconcertado y hechizado como un niño que estuviera observando una representación insólita en el circo.

Durante muchos años había estado empleado en el campo del diseño de naves aéreas y espaciales, y había colaborado en el desarrollo de muchos proyectiles guiados (dirigidos). A través de mi trabajo en White Sands Proving Grounds y otros centros de desarrollo, me había familiarizado con la mayoría de los adelantos recientes en aeronáutica. Pero aquél artefacto era tan adelantado con respecto a cualquier cosa que yo hubiese jamás oído, que me sentí como aquel granjero de la zona selvática que, cuando vió por primera vez una jirafa dijo: “Yo lo veo, pero no lo creo”.

Mi primer pensamiento consciente fue “Este aparato extraño podría ser alguna cosa diseñada secretamente por la unión Soviética”.

Nosotros sabíamos que Rusia clamaba estar a la cabeza en el desarrollo de los grandes cohetes, pero esto obviamente no era un cohete.

Reflexioné un momento’, y quedé convencido que este no podía ser un dispositivo creado por la Unión Soviética o en cualquier otro lugar de la Tierra. La inteligencia y la tecnología que había diseñado y construido esa nave, había encontrado la respuesta a muchas preguntas que nuestros mejores físicos no habían todavía aprendido a preguntar.

La maniobra de la nave fue silenciosa. Ninguna hélice azotó el aire. No ví el destello ni oí el estruendo de gas incandescente lanzado desde las toberas para producir empuje. La nave simple mente se deslizó silenciosamente y se asentó suavemente sobre la tierra.

Antes de aterrizar había disminuído su velocidad a pocas millas por hora, sin embargo no mostró signos de caída. Solamente un helicóptero o una nave más liviana que el aire podría duplicar este hecho. Pero en este vehículo no había hélices. Y el hecho de que los matorrales fuesen aplastados debajo de él cuando se asentó en la tierra, probaba concluyentemente que no era una nave más liviana que el aire.

Cualquier cosa que este vehículo pudiese ser, podía operar eficientemente y sin esfuerzo, violando las leyes de gravedad.

14

Dr. DANIEL FRY

Cuando todo esto atravesaba mi mente, me aproximé lentamente a la nave. Mi instinto y mi razón me decían sin embargo, que debía poner la mayor distancia posible entre mí y ese desconocido e impredecible artefacto.

Como la mayoría de los científicos ocupados en la investigación, había sido dotado desde niño con una vehemente y activa curiosidad. Cuando el objeto de esta curiosidad era de naturaleza científica, especialmente cuando parecía tratarse de un adelanto importante de la tecnología, la curiosidad se transformaba en una fuerza impulsora que barría con todas las razones.

Me aproximé a pocos pasos de la nave, y me detuve para mirar y escuchar si algún signo de vida o sonido salía de su interior. Nada sucedió.

Mientras la nave estaba detenida silenciosa e inmóvil sobre la arena, dí vueltas a su alrededor y la examiné cuidadosamente. Era un esferoide considerablemente aplanado en sus extremos superior e inferior. Su dimensión en sentido vertical era de aproximadamente dieciséis pies, y su diámetro horizontal de unos treinta pies en su parte más ancha, la cual estaba a unos siete pies del suelo.

Su curvatura era tal, que vista desde abajo y a unos 45 grados de la vertical, parecía tener la forma de platillo, aunque en realidad se parecía más a un plato de sopa invertido sobre una fuente.

El color azul oscuro que había presentado al principio, había desaparecido. Una inspección más minuciosa demostró que la superficie metálica estaba muy pulida y de un color plateado con un ligero violeta iridiscente. Caminé alrededor de la nave sin ver ninguna señal de abertura o juntas. “Si hay alguien adentro, pensé, debe entrar a través del extremo superior o inferior”.

Me detuve luego para mejor evaluar mi situación.

¿Qué debería hacer? ¿Debería volver a la base e informar la llegada de la extraña nave?

Al principio esto me pareció la cosa más lógica, pero luego otro pensamiento intervino: Me tomaría unos tres cuartos de hora por lo menos para regresar a la base, encontrar alguien autorizado y volver con otros observadores.

¿Y si el aparato se iba mientras tanto? Sólo quedaría un parche de pastos aplastados para corroborar mi historia. ¡Quién me creería? Y si alguien me creyera, ¿estaría dispuesto a admitirlo?

15

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

Había leído que el ridículo había cubierto a aquellos que habían afirmado haber visto objetos voladores no identificados en el aire. Mucho más me hubiesen criticado a mí si afirmaba Haber visto uno en tierra, y haber estado tan cerca como para tocarlo Y sin embargo, no tenía pruebas del hecho salvo unos matorrales aplastados.

Cuando me di cuenta de esto, aunque yo había estado suficientemente cerca para tocar la nave por espacio de varios minutos, sin embargo no lo había hecho. Quizás pudiese por el tacto, apren der alguna cosa respecto al material de que estaba construído. De todas maneras, podría apreciar la temperatura.

Me acerqué y cuidadosamente toqué la superficie metálica. Era apenas tinos pocos grados más que la temperatura del aire e increiblemente suave.

Es difícil describir el grado de suavidad. Si pasara su dedo por encima de una perla cubierta por una fina película de jabón, podría tener la sensación en alguna manera similar a la que yo sentí cuando toqué el metal de la nave Froté la nave con la palma de mi mano, y sentí un ligero pero definido hormigueo en la punta de mis dedos y en el talón de mi mano.

Luego percibí una voz crispada en el aire, a mi lado: “Mejor no toque el casco, compañero, todavía está caliente!”

Yo no me había dado cuenta bajo que enorme tensión estaba, hasta que la voz rompió repentinamente el silencio. Di un salto hacia atrás, tropecé con unas matas y caí en la arena cuan largo era. Percibí algo parecido a una risa ahogada, y luego volví a oír la voz en un tono algo más amistoso. “Tómelo con calma, compañero, está entre amigos”.

La humillación por mi poco graciosa postura, combinado con el suave tono de la voz y sus frases familiares, sirvieron para barrer el miedo que yo sentía y reemplazarlo por una ligera irri tación. Me levanté, sacudí mis ropas y me arranqué un abrojo que se había guarecido entre mis cabellos.

Miré de donde podía proceder la voz, pero no ví ninguna persona ni artefacto. “Podía haber bajado el volumen” rezongué “No necesita reventarme los oídos de esa manera. Ud. me ha es pantado para toda una semana”. “¿Reventarme los oídos?” la voz hesitó “Oh, Ud. quiere significar que la amplitud de volumen de la advertencia fue muy grande? Lo siento, pero Ud. estaba a

16

Dr. DANIEL FRY

punto de matarse y no había tiempo que perder regulando los controles”.

¿”Quiere Ud. significar que el casco es altamente radioactivo? -Pregunté- Si es así, yo estoy todavía demasiado cerca”.

“No, no es radiactivo’”, fue la respuesta. “Usé el término “caliente” porque creo que es el que mejor puede expresar la condición en su lenguaje. El casco tiene un campo a su alrededor, que rechaza toda materia. Sus físicos lo describirían como el “anti” aspecto de la fuerza de atracción del átomo.

Cuando ciertos elementos como el platino son adecuadamente preparados y expuestos hasta la saturación, a una corriente de fotones de muy elevada energía, las partículas de la fuerza de atrac ción se generarán por fuera del núcleo. Como las partículas tienden a rechazarse unas a otras como hace toda la materia, ellas lo mismo que el electrón, tienden a migrar a la superficie del metal donde se manifiestan como fuerza repelente.

“Las partículas tienen una vida media de varias semanas de vuestro tiempo, así que la radiación cósmica normal recibida por la nave mientras está en el espacio, es suficiente para mantener una carga efectiva. El campo es muy poderoso a distancias moleculares pero disminuye en relación a la séptima potencia de la distancia, así que la fuerza se vuelve insignificante a unos pocos micrones del casco.

“Quizás Ud. notó que la superficie parecía suave y resbaladiza. Esto es porque en realidad su mano no tocó el metal, sino que fue mantenida a corta distancia de la superficie por el campo de repulsión. El uso de este campo protege el casco de ser raspado o dañado durante el aterrizaje. También disminuye tremendamente la fricción del aire citando se viaja a altas velocidades a través de la atmósfera”.

“Pero, cómo podría’ esto matarme? pregunté. “Yo toqué el casco y solamente sentí un ligero cosquilleo en mi mano. Y qué quiso Ud. significar con su observación sobre mi lenguaje? Si Ud no es americano, pues entonces yo nunca he escuchado a uno”

“A su primera pregunta, replicó la voz, no lo hubiese matado inmediatamente. En realidad podría haber tomado varios meses, pero hubiese sido tan cierto como si lo hubiese hecho en forma instantánea.

“La mejor manera que puedo explicarlo es decir que la exposición

17

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

de la piel humana a la fuerza del campo que está alrededor de la nave produce lo que Uds. llaman “anticuerpos” en la corriente sanguínea. Por alguna razón que todavía no es completamente conocida, estos anticuerpos son absorbidos por el hígado cuya función altera, provocando el agrandamiento y la congestión, del mismo.

Cuando la piel es expuesta por un minuto o más, la muerte es prácticamente cierta. En su caso, yo no creo que haya estado expuesto tiempo suficiente para un daño mayor, aunque induda blemente Ud. sentirá algún efecto más tarde o más temprano, siempre que sus funciones biológicas sean idénticas a las nuestras y nosotros tenemos muchas razones para creer que esto es así.

“A su segunda pregunta, yo no soy un americano como Ud., aunque ini actual misión requiere que yo me transforme en uno. El hecho que Ud. me creyera uno de sus compatriotas es testimonio de mi éxito en el esfuerzo que he gastado en estos dos últimos años, para aprender y practicar el uso de su lenguaje e idioma.

“La verdad es que nunca he puesto un pie sobre su planeta. Requerirá cuatro años más para adaptarme a la atmósfera y a la gravedad, e inmunizarme a sus agentes biológicos (microorganismos) “.

Estuve parado silenciosamente por lo que me pareció largo tiempo, tratando de asimilar el completo significado e implicaciones de sus palabras.

Por fin dije lentamente “Si no hubiese visto a este aparato con mis propios ojos, venir y aterrizar, hubiese concluído que había estado leyendo demasiado novelas de ciencia ficción. Pero mi entrenamiento científico y años de estudio sobre el espacio, me han preparado para admitir la posibilidad de casi cualquier cosa. Además, desde que el hecho de que yo esté aquí y de que lo haya visto aterrizar es completamente accidental, es obvio que mi credulidad o mi escepticismo no debe tener la menor importancia para Ud.

“Por el contrario, replicó la voz. Es importante para nosotros de que Ud. tenga la oportunidad de conocer los hechos y que se forme su propia opinión al respecto.

“Uno de los principales propósitos de esta expedición, es determinar la adaptibilidad básica de aquellos que habitan la tierra,

18

Dr. DANIEL FRY

y particularmente su habilidad para adaptar sus mentes serena y rápidamente a concepciones que son completamente extrañas a sus costumbres y a su modo de pensar.

“Las expediciones previas de nuestros antecesores en un período de muchas centurias, se encontraron con un fracaso casi total en este aspecto. Esta vez hay la esperanza de que seremos capaces de encontrar mentes más entrenadas y más receptivas para que nosotros podarnos ayudarlos en el progreso de su raza”.

“En su propio caso, su conducta me ha gustado y ha sobrepasado nuestra mejor expectación”.

“Puedo ver, dije, que su raza, cualquiera que ella sea, y la nuestra, tienen por lo menos una cosa en común; que el sarcasmo es la principal forma de humor: Sin embargo Ud. no me puede molestar de esta manera. He sido satirizado (tomado el pelo) por expertos.

“Me doy cuenta que todo lo que hice desde el primer momento ha sido erróneo. En primer lugar, si yo hubiese tenido sentido común, hubiese escapado cuando lo vía acercarse, en vez de esperar y correr el riesgq de ser aplastado.

“Cuando Ud. aterrizó, en vez de irme o permanecer por lo menos a cierta distancia, me puse á husmear alrededor de la nave. Luego cuando su voz de alarma llegó a través del parlante o de lo que sea, en vez de aceptar la advertencia con calma y rápidamente, salté como un conejo asustado y aterricé en la arena en una posición tan indigna y ridícula como se pueda imaginar”.

“Por último y no lo menos importante, Ud. aparentemente supone que yo creo las afirmaciones que Ud. ha hecho. Como dije antes, yo estoy preparado para considerar la posibilidad de que sean verdad. También estoy preparado para considerar la posibilidad de que no lo sean”.

“Precisamente, replicó la voz, permítame explicarle mi posición. No hubo la menor intención de sarcasmo. Yo quise sinificar exactamente lo que dije. En primer lugar Ud. manifestó que la curiosidad lo empujó a investigar la nave, sometiéndose a riesgos desconocidos, en vez de buscar seguridad con la huída.

“Esto representa la lucha entre el deseo de conocimiento y el deseo de la propia seguridad.

“Creo que es un viejo dicho entre Uds. que la propia conservación es la primera ley de la naturaleza. Es estimulante notar

19

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

que su deseo de conocimiento puede ocasionalmente sobreponerse al instinto animal básico.

“Cuando le di la voz de alarma, su reacción no fue de miedo como Ud. parece pensar. La verdadera reacción de miedo lo hubiera inmovilizado por lo menos por un momento. En cambio Ud. reaccionó inmediatamente y de manera adecuada.

“El hecho es que, a pesar de hallarse en circunstancias completamente únicas en su experiencia, Ud. escuchó tranquilamente mi voz y replicó en forma lógica. Esta-es la mejor evidencia que su mente es del tipo que nosotros esperamos encontrar”.

“Gracias por sus cumplidos, dije. Me gustaría creer que los merezco; pero su afirmación implica que Ud. se propone usarme en algún proyecto, que involucra adelanto científico para el pueblo que vive ahora en la Tierra.

“Por qué a mí? Porque yo estaba accidentalmente aquí cuando Ud. aterrizó? Podría ponerlo en contacto, aquí en el campo de pruebas de cohetes, con varios hombres dignos de confianza que son considerados científicamente más avanzados que yo”.

“Cuando Ud. dice que estaba aquí por mera casualidad, subestima nuestra habilidad para seleccionar a quienes deseamos hablar”, fue la respuesta.

“Los cerebros de muchos terraqueos transmiten fácilmente, pero Ud. es uno de esos raros individuos cuyo cerebro también recibe bien.

“Hemos investigado cuidadosamente la mente de muchos de sus científicos eminentes. En todos los casos encontramos que sus mentes se habían endurecido en un molde basado en sus concep ciones presentes. Sus mentes han avanzado hasta un grado tal que ellos creen que lo conocen casi todo en el mundo científico. Así ellos encuentran difícil cambiar sus puntos de vista o formarse nuevas opiniones.

“Yo quiero aclarar lo que quiero significar, mediante una analogía. Un hombre que busca conocimiento científico es como una hormiga que está subiendo por un árbol. Ella sabe que está desplazándose hacia arriba, pero su visión es corta, y es incapaz de abarcar todo el tronco. El resultado es que puede desviarse a una rama inferior sin darse cuenta que se ha alejado del tronco principal.

Todo va bien por un tiempo. Todavía puede subir más arriba

20

Dr. DANIEL FRY

y recoger unos pocos frutos de su progreso; pero pronto comienza o confundirse cuando la sólida rama que creyó el tronco, empieza a subdividirse en millares de pequeñas ramitas y hojas: que apuntan todas en distintas direcciones.

“Así, el buscador de conocimiento encuentra que la “gran ley fundamental” que creía inamovible, ahora empieza a subdividirse y a apuntar en direcciones opuestas.

“Como resultado de esta confusión, los científicos llegan a la conclusión de que están llegando al límite del conocimiento concebible y que todas las leyes físicas se vuelven en última instancia, puramente estadísticas.

“Cuando ellas alcanzan este punto, la única manera de que puedan hacer posteriormente progresos es siguiendo la línea` del razonamiento matemático abstracto.

“Es como viajar en un tren subterráneo. Uno puede llegar a su destino pero no sabe por donde va. Así que no hay manera de saber si podía haber elegido un camino más corto o más fácil para llegar al mismo lugar.

“Su ciencia está ahora en esta situación.

“Por ejemplo, sus científicos se sienten ahora obligados a afirmar que el electrón es al mismo tiempo una partícula y una onda de movimiento (movimiento ondulatorio). Ellos intentan raciona lizar esto diciendo que el electrón es una partícula en una onda de probabilidad. Esta es una condición que no puede ser visualizada por la mente y los únicos medios que tienen de progresar, es a través del subsuelo de las matemáticas abstractas.

“Ud. hallará que las verdades fundamentales son siempre simples y comprensibles cuando son vistas desde la perspectiva adecuada. Así que la rama del conocimiento que su pueblo ha desarrollado, es comprensible como rama, sólo si es vista desde arriba mientras se mira el tronco principal.

“En pocas palabras, si su ciencia quiere seguir progresando; debe retroceder por la rama, en la que están atrapados, hasta el tronco principal, y luego empezar a subir de nuevo.

“Esto podemos y ayudaremos a su pueblo a hacerlo, pero solamente si ellos lo desean y si son capaces de seguir el cámino que nosotros les señalaremos más adelante.

“Antes que nosotros podamos ver de ayuda a su pueblo en la tierra, dos cosas deberán ser llevadas a cabo. Primero, nuestros

21

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

cuerpos deberán adaptarse biológicamente a este medio, así cuando nosotros vengamos entre Uds. seremos idénticos a su pueblo. Esto, cromo dije antes, requerirá por lo menos cuatro años más.

“El segundo es más difícil.

“Las tensiones políticas que ahora existen entre muchas naciones de la Tierra deben ser aliviadas. Si cualquiera de las na. dones que actualmente domina a otra o a otras en vuestro planeta, adquiriera superioridad científica concluyente sobre las otras, probablemente, bajo nuestras presentes condiciones, seguiría una guerra de exterminio.

“Nosotros no estamos aquí para ayudar a ninguna nación a hacer la guerra, sino a estimular cierto grado de progreso que elimine las razones para la guerra en la Tierra, como nosotros hace unos miles de años, hemos suprimido las causas de los conflictos y de los malos entendidos entre nuestros propios pueblos.

22

YO VIAJE EN UN PLATO VOLADOR

“Veo que se está cansando, allí parado en la arena, escuchando estas disertaciones sobre ciencia y sociología.

“Esto me recuerda mis deberes de anfitrión. ¿Le gustaría entrar en la nave y quizás hacer un pequeño vuelo? Este es solo un transportador de control remoto, pero tiene un pequeño com partimiento de pasajeros con varios asientos sencillos, pero bastante confortables”.

“Me gustaría ciertamente ver el interior de su nave, repliqué. Y daría cualquier cosa para que se me permita viajar en ella, pero ¿cómo puedo entrar?

“He observado toda la nave y no he visto marcas de aberturas. Ud. también dijo que no estaban todavía acostumbrados a nuestra atmósfera. Si yo entro llevaré mi atmósfera conmigo. ¿No afectará esto a Ud.?

“Como dije antes, replicó la voz, la nave es un transportador de carga de control remoto. Yo no estoy en esta nave. Yo estoy en la unidad central, o en lo que Uds. denominan la “nave madre”. Actualmente está a 900 millas sobre la superficie de su planeta.

“Esta nave es empleada para traer muestras de su atmósfera para que nosotros podamos acostumbrarnos a ella. La cámara de carga es evacuada, así cuando se abre la puerta de entrada, la cá mara se llena con la atmósfera de su planeta y la transporta a cualquier condición de temperatura y presión que existe allí. “También trae las bacterias que están en el aire para su estudio y producción de antitoxinas que nosotros necesitamos para resistir sus enfermedades.

“La abertura de admisión de aire está en el extremo superior de la nave. La abriré ahora”.

Un sonido extraño quebró el silencio de la noche. Era en

23

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

parte un silbido y en parte un murmullo. Duró aproximadamente unos 15 segundos y procedía del extremo superior. Me sorprendió el escaso volumen del sonido. Cualquier puerta suficientemente grande para llenar de aire esa nave en 15 segundos, debería haber producido casi un rugido. Luego me di cuenta que el cásco era casi, si no enteramente, a prueba de ruidos; y como la mayoría del sonido del aire entrante se habría producido dentro del casco, muy poco sería audible por fuera.

Luego oí un click que venía de la superficie de la nave, un pequeño agudo click como el que podía producir la rama de un relay o de un pequeño solenoide, y una pequeña porción de la parte inferior del casco justo a mi izquierda, sé desplazó varias pulgadas hacia atrás y luego se movió hacia el costado, desapareciendo dentro de la pared del casco, dejando una abertura de forma ovalada de unos cinco pies de altura y tres de ancho. Me moví hacia la puerta o compuerta, como quiera ser llamada, agaché ligeramente mi cabeza y avancé dentro de la abertura. Debido a la curvatura del casco, por supuesto, mi cabeza estaba dentro de la nave, mientras mis pies estaban todavía en tierra.

El Incidente de White Sands - Cargo Carrier
El Incidente de White Sands – Cargo Carrier

El compartimiento que yo miraba, ocupaba solo una pequeña porción del interior del vehículo. Era una habitación de unos g pies de profundidad y 7 pies de ancho, mientras el piso estaba a

24

Dr. DANIEL FRY

unas 16 pulgadas del suelo y el cieloraso a algo más de seis pies del piso.

Las paredes eran ligeramente curvas y la intersección de las paredes eran biseladas así que no había ángulos ni rincones pronunciados. Por supuesto, la pared más próxima a mí, a través de la cual estaba la abertura de acceso, era el casco mismo y tenía la misma curvatura adentro que fuera. Esta pared era aproximadamente cuatro pulgadas de gruesa y era la pared dentro de la cual se había deslizado la puerta o compuerta.

La habitación contenía cuatro asientos. Se parecían mucho a nuestros asientos anatómicos excepto en que eran algo más pequeños de lo que nosotros estamos acostumbrados. Los asientos miraban hacia la abertura en-la cual yo estaba parado y estaban dispuestos en dos hileras de dos asientos cada una, en el centro del cuarto. Esto dejaba un espacio entre los asientos y cada pared.

En el centro de la pared de atrás, en donde ésta se unía con el cieloraso, había una caja o gabinete con un tubo y lentes que parecía un pequeño proyector cinematográfico, excepto que no había visible ningún carrete de película u otra parte movible. La luz venía de esta lente. No era un haz de luz como el que podría salir de un proyector de cine, sino un brillo suave y difuso. A pesar de no parecer especialmente brillante, daba suficiente luz para ver confortablemente.

“Los asientos y la luz parecían ser el único mobiliario en esa desnuda habitación metálica. “No es una cabina muy invitadora, pensé, parece más bien una celda”.

“Como dije antes, es sencilla pero los asientos son confortables, dijo la voz. Entre y tome asiento, si desea realizar un viaje. No tenemos demasiado tiempo”.

Casi automáticamente subí y me dirigí al asiento más próximo. Antes que lo alcanzara oí el click de la puerta al salir de su receso. Me volví instintivamente como para saltar hacia la compa rativa seguridad del desierto abierto detrás mío, pero la puerta ya estaba cerrada. Si esto era una trampa, yo estaba en ella y de nada salía ahora forcejear contra lo inevitable.

“Adonde le gustaría ir?” dijo la voz. Esta vez, no parecía venir de mi lado, sino más bien de todo alrededor mío, como si yo estuviera oyendo las palabras que yo mismo estuviera pronunciando. “Yo no sé a qué distancia puede Ud. llevarme en el tiempo

25

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

que Ud. dispone” -repliqué-: “Y desde que este compartimiento no tiene ventanas, no importa adonde vayamos, no podré ver nada”.

“Ud. podrá ver” -fue la respuesta- “por lo menos lo que Ud. podría ver de noche desde un vehículo en el aire. Si le agrada la sugestión, podemos llevarlo sobre la ciudad de Nueva York y traerlo de vuelta en unos treinta minutos. Las luces dé Nueva York de noche, desde veinte millas de altura, ha sido siempre uno de los espectáculos más impresionantes para ser visto en vuestro planeta”.

“A Nueva York y de regreso en treinta minutos” -dije- “o sea ocho mil millas por hora ¿Cómo pueden producir energía de tal magnitud en una nave como ésta, y cómo puedo soportar la aceleración? Ni siquiera tienen cinturones estos asientos”.

“Ud. no sentirá ningún efecto desagradable de la aceleración”, tue la respuesta. “En realidad no sentirá la aceleración para nada. Tome asiento y la nave partirá. Le explicaré algunas de las cosas que lo tienen perplejo durante el viaje”.

Me ‘senté en el asiento delantero izquierdo que estaba más cerca de la puerta, y lo hallé verdaderamente confortable. Parecía hecho de espuma de goma cubierto con vinílico. Sin embargo no se veían juntas o costuras como requieren las cubiertas exteriores, así que cualquiera fuera el material había sido moldeado en una sola operación.

Luego la voz irrumpió otra vez en mis pensamientos. “Apagaré la luz del compartimiento y encenderé el rayo visor”.

Por un momento el sitio se volvió completamente oscuro. Luego el proyector entró nuevamente en actividad. Pero esta vez no era un reflejo difuso, sino un haz de luz como en el cine, o el de un proyector de diapositivas. El haz de luz, o la parte que era completamente visible, era violeta profundo, bien en el extremo tope del espectro visible. El rayo se esparció sobre la puerta a través de la cual yo había entrado, y la puerta desapareció. No se deslizó dentro de la.pared como antes, simplemente había cesado de existir, por lo menos visualmente. Era como si yo estuviera mirando a través de una lámina de vidrio o ventana de lucite.

“No hay tiempo para darle una explicación completa de todas las cosas que Ud. quisiera saber respecto a esta nave y respecto a nosotros; pero, quizás le pueda explicar algunos pocos principios

26

Dr. DANIEL FRY

básicos respecto a los cuales Ud. parece sentir mayor curiosidad”, dijo la voz.

Recién empezaba a darme cuenta que las palabras que había estado oyendo, no llegaban a mi oído como ondas de sonido, sino más bien como si se estuvieran originando directamente en mi cerebro”.

“Como Ud. ve”, continuó la voz, “la puerta se ha vuelto transparente. Esto lo sorprende porque están acostumbrados a pensar que los metales son completamente opacos. El vidrio ordinario es tan denso como muchos metales y es más duro que la mayoría, y, sin embargo, deja pasar la luz sin dificultad.

“La mayoría de las sustancias son opacas a la luz porque los fotones son capturados y absorbidos en las órbitas de los electrones de los átomos a través de los cuales pasan. Esta captura ocurrirá siempre que la frecuencia del fotón coincida con una de las frecuencias del átomo. La energía así almacenada es luego reemitida, pero habitualmente lo hace en la porción infrarroja del espectro, que está por debajo de la zona visible, y por consiguiente no puede ser percibida como luz.

“Hay muchas maneras de volver transparente casi cualquier substancia, o por lo menos translúcida.

“Un método es crear un campo protector entre los átomos que prevenga la absorción del fotón. Tal campo protector o “matriz” se desarrolla en muchas sustancias durante la cristalización.

“Otra posibilidad es aumentar la frecuencia del fotón por encima de las más altas frecuencias de absorción de los átomos. El rayo de energía que ahora está actuando sobre el metal de la puerta, es lo que Ud. llamaría un multiplicador de frecuencia. El rayo penetra el metal y actúa sobre toda luz que llegue hasta él en tal manera que la frecuencia de la luz es multiplicada a niveles que Uds. conocen como rayos X y rayos cósmicos del espectro.

“A estas frecuencias, las ondas pasan con facilidad a través del metal. Luego, cuando estas dejan el metal en la parte interior de la puerta, interactan nuevamente con el rayo visor, produciendo lo que Uds. llamarían frecuencias de batido que son idénticas a las frecuencias originales de la luz.

“Con una analogía grosera, podríamos comparar el sistema a una onda portadora de una de sus radio emisoras, en la cual la

27

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

modulación es aplicada “aguas arriba” en vez de hacerdo en la fuente de transmisión.

“Si Ud. está listo pondré en marcha la nave”. Instintivamente me afirmé en el asiento y me así a los costados con mis manos. Un momento más tardé, la tierra pareció caer desde la nave con increíble rapidez.

Digo que la tierra caía porque yo no tuve la menor sensación de movimiento, y la nave parecía estar firme como una roca. A pesar del hecho que nosotros debíamos haber estado acelerando a una velocidad de por lo menos diez g’s, no percibí ninguna tensión en mi cuerpo, y parecíamos estar detenidos.

Las luces de la base militar en el campo de pruebas, que habían estado escondidas por una colina, aparecieron a la vista instantáneamente y empezaron a juntarse como un grupo de po lluelos cuando son llamados por madre gallina. Pocos segundos después, las luces de la ciudad de Las Cruces aparecieron en el extremo inferior izquierdo de la ventana y me dí cuenta que nos habíamos elevado por lo menos unos mil pies en dos o tres segundos. La nave estaba girando ligeramente hacia mi izquierda a medida que se elevaba, y pude ver también la ruta de Las Cruces a El Paso, una estrecha pero brillante faja, iluminada por los focos de muchos autos que iban por ella.

“Las luces de El Paso y de Ciudad Juárez, Méjico, brillaban en forma compacta en el horizonte, pero a medida que nos elevábamos, se rompían en parches de brillo variable. Pude ver los cientos de luces de Fort Bliss, la mancha que representaba el área del presidio y la zona intensamente brillante del centro comercial de El Paso.

Aún pude distinguir la línea delgada y oscura del Río Grande que separaba El Paso de su gemela la Ciudad Juárez de Méjico. Unos segundos más tarde la nave giró hasta que las luces de estas ciudades desaparecieron de la vista.

La pantalla visora estaba ahora apuntando hacia el sudeste y había dejado de girar. La superficie de la Tierra parecía brillar con una suave fosforescencia verdosa. Al mismo tiempo, el cielo, por fuera de la nave, se volvía más oscuro y las estrellas parecían haber duplicado la intensidad de su brillo.

“Debemos haber entrado en la estratósfera”, pensé “Si es así, nos hemos elevado más de 10 millas en no más de quince o veinte

28

Dr. DANIEL FRY

segundos; sin embargo no he sentido el menor efecto de la aceleración”.

“Ud. está a trece millas encima de la superficie dé la Tierra”, oí decir a la voz”. Y está ascendiendo aproximadamente media milla por segundo. Lo hemos hecho ascender más bien lentamente para que Ud. pudiera apreciar mejor desde el aire la vista de sus ciudades locales. Lo llevaré hasta treinta y cinco millas de altura para el vuelo horizontal. A ese nivel, la atmósfera residual es tan tenue que no ofrece resistencia al movimiento de la nave”.

“De paso ¿qué le ocurrió a la luna? Debiera estar en algún lugar del cielo, pero todo parece muy oscuro” -dije.

“Parece oscuro”, fue la respuesta, “porque no hay suficiente atmósfera a este nivel para difundir la luz. Ud. no tendría ninguna evidencia de la luz de la luna a menos que estuviera brillando di rectamente sobre la pantalla visora. Yo he tratado expresamente de evitar esto, porque la luz es bastante intensa arriba de la atmósfera, y sería difícil, si no imposible, ver alguna otra cosa mientras ella está visible.

“Ahora que está a suficiente altura, puedo empezar a agregar un componente horizontal a su movimiento vertical.

“Como habrá pocas cosas interesantes para ver en los próximos minutos, le explicaré algunas pocas cosas que lo intrigan a Ud. En primer lugar Ud. mencionó algo respecto a los cinturones de seguridad y dudaba si podría soportar la aceleración. Esta es una pregunta que parece haber surgido con frecuencia en la mente de los hombres de ciencia de su planeta.

“Siempre que cualquiera de Uds. ha observado nuestros vehículos y ha descripto las velocidades y aceleraciones observadas, la incredulidad ha sido evidente. Hemos oído que la mayoría de sus sabios han afirmado que: “Ningún ser humano o forma elevada de vida, como nosotros la conocemos, podría sobrevivir aceleraciones de este orden”. Siempre ha sido causa de decepción para nosotros en la ¡evaluación de la inteligencia de los hombres de la tierra.

“A nosotros nos parece que un hombre moderadamente inteligente con un conocimiento medio, debería ser capaz de refutar esta afirmación al momento.

“La respuesta es, simplemente, que la fuerza que acelera el vehículo es de naturaleza idéntica a la de un campo de gravitación.

29

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

Ella, no solo actúa sobre cada átomo del vehículo, sino que actúa también sobre cada átomo de la masa que está dentro de él, incluyendo el piloto y los pasajeros.

“En su areoplano la situación ‘es completamente diferente. Uds. tienen aviones a hélice, o propulsión a chorro, que producen el empuje sobre una parte de la nave. El empuje local acelera la nave pero no el piloto. El piloto es acelerado únicamente por el empuje contra aquellas partes de su cuerpo que están en contacto con el asiento sobre el cual se apoya. Debido a la inercia del resto del organismo se produce una compresión que da la sensación de aceleración, o en casos extremos, desmayo o real aplastamiento del cuerpo. Nuestro único límite a la aceleración es el límite de fuerza disponible”.

“Pero, en este caso” – pensé – “¿por qué no estoy flotando por el aire como se supone que hacen las cosas dentro de un proyectil cuando está en caída libre?”

“La respuesta a esto también es bastante obvia” -fue la respuesta-. “Antes que la nave fuese puesta en movimiento, Ud. estaba descansando sobre el asiento. Desde que la fuerza que acelera la nave y su cuerpo actúa en exacta relación a la masa y desde que la gravedad de la tierra actúa sobre ambos, la relación original entre su cuerpo y el asiento permanecerá constante, excepto que disminuirá a medida que la fuerza de gravedad del planeta disminuya con la distancia.

“Cuando se viaja entre cuerpos planetarios, lejos de cualquier fuente natural de gravedad, es necesario, por razones prácticas, reproducir esta fuerza artificialmente.

La gravedad a la cual nosotros estamos acostumbrados es poco más que la mitad de la que existe sobre la tierra. Esta es la principal razón por la que nos lleva tanto tiempo volvernos miembros comunes de su raza.

“Si tuviéramos que aterrizar ahora sobre la superficie de la tierra y dejar la protección de nuestras naves, la gran fuerza de gravedad sometería a nuestros organismos a severa prueba que produciría, en pocos días, graves enfermedades y quizás la muerte.

“Esto no es mera especulación. Sabemos que esto es verdad, porque ha sido intentado varias veces en el pasado. Permaneciendo en nuestras naves en donde podemos controlar la fuerza a que estamos sometidos, e incrementarla poco a poco, nosotros podemos

30

Dr. DANIEL FRY

ir fortaleciendo nuestros tejidos de sostén y nuestro sistema muscular hasta que eventualmente, la gravedad de Uds. sea tan natural para nosotros como la nuestra propia lo es ahora.

“Cuando este momento llegue, tenemos la esperanza que Ud. y unos pocos miembros de su raza que hayan gustosamente conservado su mente abierta, serán capaces de ayudarnos a vadear la gran distancia que existe entre nuestras culturas. Como le expliqué antes, nunca intentaremos forzar nuestro conocimiento y nuestra cultura sobre su gente, a menos que haya una evidencia substancial de que ellos deseen nuestro asesoramiento, y evidenteinente tal evidencia no existe por el momento,

“Es verdad que el motivo de esta expedición no es enteramente filantrópica. Hay algunos materiales en su planeta, que nosotros podríamos usar para beneficio de ambos pueblos, material que Uds. tienen en gran abundancia, pero que son más bien escasos en el sistema solar. Aunque nosotros deseamos el uso de tales sustancias, nuestra ayuda a su pueblo no estará supeditada a tal uso. Cualquier conocimiento o asistencia que nosotros podamos darles, será libremente ofrecido”.

“¿Puede explicarme el funcionamiento de esta nave?” Pregunté. “¿Cómo se produce la tremenda cantidad de energía necesaria para acelerar una nave como ésta a tan altas velocidades, y cómo aplica esa energía sin producir evidencia exterior de su aplicación.”? “Para hacer esto, yo tendría que darle un entero nuevo concepto en Física Básica. Su ciencia pretende tomar una de las ramas inferiores del árbol del conocimiento por el árbol completo. Él resultado de esto es que el conocimiento permanece limitado y, de muchas maneras, excesivamente complicado. Luego, cuando los científicos intentan aplicar estos conocimientos limitados a fines prácticos, el resultado es un aparato engorroso y a menudo complejo.

“Por ejemplo, ciertos ingenieros y científicos de su país están ahora abocados en planear un submarino impulsado por lo que Uds. llaman energía nuclear o atómica. Ellos planean hacer esto mediante una pila en la cual los isótopos más livianos de la fisión del uranio (235), liberan energía calórica y neutrones, que a su vez son absorbidos por los isótopos más pesados del uranio (238) convirtiéndolo en el próximo elemento más pesado de la serie transuránica, el cual, a su vez es fisionable (PU-239).

31

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

“Aunque tal método es más bien complicado, es todavía la fuente más potente de energía potencial que su pueblo haya producido; pero para convertir esta energía calórica en fuerza pro pulsora, ellos planean hacer circular un fluído a tavés de la pila para absorber el calor; hacer circular este fluído a través de un intercambiador de calor para convertir otro fluído en vapor a presión, pasar este vapor por una turbina para producir movimiento giratorio, y por la acción de éste sobre un generador, producir corriente eléctrica.

“Si logran el aprovechamiento de un treinta por ciento de la energía liberada será un gran éxito de ingeniería porque está basado en sus limitados conocimientos actuales.

“Si sus científicos e ingenieros fueran capaces de pensar en términos más simples, podrían con un poco más de lo que saben, construir un simple termopila basada en la pila de fisión, y conver tir la temperatura resultante directamente en energía eléctrica, con una eficiencia de por lo menos noventa a noventa y cuatro por ciento, sin partes movibles, a pequeño costo y con considerablemente menos masa por unidad de energía producida.

“Comparado con nuestros métodos, aún este sistema parecería antieconómicamente complejo.

“Su mayor necesidad es descubrir la completa simplicidad de las leyes y hechos fundamentales de la naturaleza. Luego Uds. serán capaces de producir, fácilmente, efectos que ahora les parecen imposibles”.

32

III

DONDE ME EXPLICAN EL INTERIOR DE LA NAVE

“Me gustaría mucho aprender algo más sobre el interior de la nave y como funciona” -dije-. “Si los detalles de su nave madre son demasiado difíciles, qué le parece si para empezar probamos con los detalles de ésta donde estoy?

“Si cierro los ojos y me concentro, ¿no sería posible para Ud. darme una vista de la sección tranversal de esta nave?” “Difícilmente”, replicó Aran un poco secamente. “Ud. está cometiendo el mismo error que su gente hace,a menudo cuando intenta definir lo que Uds. llaman percepción extrasensorial. “En ‘primer lugar no es de ninguna manera extrasensorial. No es más que una parte del equipo normal de percepción del’ cuerpo como sus otros cinco sentidos. Ha sido usado tan poco por su gente, que está poco desarrollado y existe solo en estado rudimentario. Algunos de sus animales, sin embargo, y muchos de sus insectos, han desarrollado este sentido en un grado mayor que los hombres.

“Uds. han sido acostumbrados desde el nacimiento a recibir y a resolver todas las impresiones visuales con ambos ojos abiertos. Ud. recordará que cuando aprendió por primera vez a usar el mi croscopio, le enseñaron que aunque había un solo objetivo, era mejor mantener ambos ojos abiertos. Por consiguiente, no cierre sus ojos. Apagaré el haz de luz para que no se distraiga.

“En segundo lugar, no se concentre. La concentración es la actitud de transmisión, y es casi una barrera para la recepción. Para recibir impresiones fácilmente y en forma correcta, debe lograr un estado de completa relajación. Ud. posee esta habilidad, la cual es notable en uno de su raza.

“En realidad fue a través de esta habilidad que yo hice el primer contacto con su mente. Hace tres noches Ud. sé había ido

33

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

a la cama y no podía dormir porque la presión de los aconteci-”’ mientos del día había sido exageradamente grande. Ud. empleó un recurso mental, muy interesante para mí, por su simplicidad y eficacia. ¿Se acuerda cuál era?”

“Oh sí” -dije- “lo uso a menudo cuando el sueño no viene enseguida. Simplemente visualizo una habitación completamente oscura, pero que en la pared más alejada tiene diez números luminosos. Enfoco mi atención sobre estos números hasta que todos los otros pensamientos son excluídos de mi conciencia. Luego empiezo a borrar uno a uno los números manteniendo enfocada mil mente sobre los remanentes, pero disminuyerido el grado de concentración con cada número que voy borrando. Habitualmente me’ quedo dormido cuando todavía quedan varios números por borrar, pero en ningún caso he permanecido consciente más de unos pocos segundos después que el último se ha ido”.

“Exactamente”, replicó Alan. “Este procedimiento, no sólo relaja su mente consciente, sino que manda todos los pensamientos extraños a su correspondiente lugar en el recinto inconsciente de la mente. En esas condiciones la mente inconsciente es capaz de transmitir y recibir mucho más fácilmente que la mente consciente.

“Y quizás debería avergonzarme de admitir, pero en su caso la tentación era demasiado grande para resistir, y me temo que escudriñé su mente como nunca lo había hecho antes.

“Creo que puedo decir que conozco más respecto a Ud. que Ud. mismo. Lo que encontré en su mente no era todo lo que podría ser deseable. Por supuesto la vida ha sido bastante dura con Ud. a veces, y encontré muchas cicatrices y heridas todavía a medio cicatrizar. También descubrí que estas bofetadas del destino le han dado a Ud. una profundidad y una amplitud de percepción y comprensión no habitual. Decidí que Ud. sería un contacto ideal.

“Pero otra vez nos hemos desviado de nuestro proyecto. Voy a sugerirle que use su propio método para relajar su mente. Mantenga sus ojos sobre la pantalla que ahora está oscura. Cuando su mente esté relajada, intentaré darle un cuadro mental de la nave en la cual está viajando”.

No fue necesario visualizar la habitación oscura, pues el sitio estaba completamente a oscuras. Tampoco tuve dificultad en visualizar los números luminosos sobre la pantalla, pero cuando intenté

34

Dr. DANIEL FRY

excluir las docenas de preguntas que repiqueteaban con insistencia en los límites de mi conciencia, lo encontré prácticamente imposible. Eventualmente, renuncié a tratar de excluirlos completamente, los barrí lo más lejos posible, y empecé a borrar los números. Mi mente se aclaró y al llegar al último número, estaba casi dormido:

Al quitar el último número, percibí sobre la pantalla un diseño que no había notado antes. No apareció repentinamente. Parecía como si siempre hubiese estado allí pero yo lo veía por primera vez.

En la porción izquierda e inferior del dibujo, reconocí el compartimiento donde yo viajaba, me di cuenta que el croquis debía representar el interior de toda la nave.

35

IV

DESDE NUEVA MEDICO A NUEVA YORK Y EL REGRESO A 8oo MILLAS POR HORA

Si yo fuera escritor o poeta, podría quizás explicar en alguna forma magnífica el espectáculo que vieron mis ojos cuando la gran metrópoli apareció girando lentamente delante mío.

Pero, como no soy ni escritor ni poeta, sino un técnico con un vocabulario limitado, me temo que tal descripción es demasiado difícil de intentar.

Cuando descendimos a veinte millas sobre la ciudad de Nueva York, las luces eran más brillantes y tenían más individualidad. Parecían una vasta colección de millones de diamantes blanco azu lados dispersos delante mío, centelleantes y fulgurantes sobre. un fondo de terciopelo negro.

Las diferentes temperaturas de los distintos estratos de aire, combinados con el rápido movimiento de la nave, provocaban un parpadeo violento de las luces, y toda la ciudad parecía un mar de pulsantes destellos.

“Si yo fuera un artista, pensé, este sería probablemente el momento más grande de mi vida”. Pero el conocimiento era para mí, en ese momento, más importante que el deseo de expresar un valor puramente estético.

“Con todo lo hermosa que es esta escena”, pensé, y “lo interesante que ha sido este viaje, lo cambiaría gustosamente por un viaje de cinco minutos en la nave madre”.

“Lamento que no haya tiempo suficiente para arreglar esa excursión”, fue la despuesta. “Pero Ud. recordará que nosotros no estamos todavía adaptados a vuestra atmósfera, y como Ud. mismo dijo, si entrara en nuestra nave traería su atmósfera con Ud. Es verdad que con tiempo suficiente podríamos haber preparado un traje como el que usa su gente cuando baja al fondo del mar. Esto

36

Dr. DANIEL FRY

hubiese capacitado a Ud. para entrar en nuestra nave sin cambiar su atmósfera o la nuestra. Pero esto hubiera requerido demasiado tiempo. A pesar de que nosotros no estamos tan esclavizados por el tiempo como parecen estarlo Uds., estamos a bordo de una nave que obtiene energía principalmente de fuentes potencial ,es naturales y, como los hombres de su raza que navegan en el mar, a menudo tenemos necesidad de viajar con la marea.

“Debemos dejar esta zona a corto plazo, pero regresaremos a este planeta dentro de unos pocos meses. Hemos almacenado suficiente atmósfera para mezclarla con la nuestra para cuando nos vayamos. Cuando regresemos, haremos contacto con Ud. nuevamente”.

“Pero yo ya no estaré en Proving Ground” -dije-. “Mi trabajo habrá terminado y regresaré a California. Entre paréntesis, no conozco aún su nombre o no les dan nombres?”

“Tenemos nombre”, fue la respuesta. “Aunque raramente tenemos ocasión para usarlo entre nuestra propia gente. Si me convierto en un hombre de su raza, usaré el nombre Alan, que es un nombre común entre Uds. y es casi el mismo que el mío que es A-Lan.

“Respecto a hallarse Ud. en California a mi regreso, no tiene importancia para nuestra capacidad de hacer contacto con Ud. Como dije, su mente recibe bien. En efecto, si Ud. tuviera un poco más de práctica en captar imágenes mentales, hubiese sido posible haberle mostrado más detalles de nuestra propia nave sin necesidad de que Ud. esté en ella”.

Oí una voz que ahora venía de lejos. De alguna manera yo sabía que era la voz de Alan aunque su timbre había cambiado completamente. La voz que había estado oyendo era crispada y más bien penetrante. Esta otra era suave y fluída, con una cualidad casi musical”.

“Ud. está viendo las partes de la nave y de su mecanismo, que su mente es capaz de captar. La estructura parecida a un tambor situada arriba del mamparo central, es el acumulador de energía potencial. Es esencialmente una batería capaz de ser cargada . con cualquiera de las varias energías potenciales que pueden conseguirse en la naturaleza.

“Por ejemplo, en su estratosfera hay capas de gas ionizado que aunque muy enrarecido, está muy cargado. Colocando la nave

37

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

a este nivel en una ór bita planetaria, es capaz de acumular en cada revolución, varias veces la energía potencial requerida para colocarlo en órbita. Y también recibiría del sol un flujo contínuo de electrones de elevado potencial energético.

“Con la palabra “cargada” entiendo meramente que entre los polos del acumulador se crea una diferencia de potencial.

“El material de los dos polos puede obtener electrones libres en cantidades inconcebibles. El mecanismo de control permite que estos electrones fluyan a través de los dos anillos de fuerza que Ud. ve en los dos extremos superior e inferior de la nave. Ud. está suficientemente familiarizado con las leyes de la electrodinámica para saber que un electrón que se mueve crea un campo magnético. La tremenda oleada de electrones a través de los anillos de fuerza produce un campo magnético muy intenso. Desde que la dirección y la magnitud del flujo puede ser controlado a través de cualquiera de los dos anillos, y en varias líneas a través de un solo anillo, podemos producir un campo que oscila con modalidades muy precisas. De esta manera’ podemos crear resonancias magnéticas entre los dos anillos o entrelos varios segmentos de un solo anillo.

“Como Ud. también sabe cualquier campo magnético que cambia de intensidad, crea un campo eléctrico, el cual, en todo momento es igual en amplitud y de signo opuesto y perpendicular al campo magnético. Si los dos campos se vuelven recíprocamente resonantes, se generará un sector de fuerza. El efecto es similar, y en realidad idéntico, a un campo gravitacional. Si el centro del campo coincide con el centro de gravedad de la nave, su único efecto será aumentar la inercia o la masa de la nave.

“Si el centro de gravedad no coincide con el centro de fuerza, la nave empezará a acelerar hacia ese centro. Desde el momento que el sistema que crea el campo forma parte de la nave, se des

plazará con ella, y sin interrupción continuará generando constantemente un campo cuyo centro de atracción está justo por delante del centro de gravedad de la nave; así la nave continuará aceleran do mientras el campo sea generado.

“Una analogía muy simple, sería el niño que sujeta su perro a su carro de juguete, ata una salchicha a un extremo de un palo y sostiene la salchicha delante de las narices de su perro. El perro perseguirá la salchicha arrastrando el carro, pero como la salchicha está-fija con respecto al carro, el perro nunca la alcanzará.

38

Dr. DANIEL FRY

“Note que este sistema no invlucra “libre energía” o lo que su pueblo llama movimiento perpetuo. Al arrastrar el vagón, el pero está disipando considerable energía diferencial y, mientras no alcance la salchicha, deberá ser alimentado regularmente para que el proceso continúe.

“Para disminuir la velocidad o detener la nave, los controles son ajustados en forma tal que el campo es generado justo detrás del campo de gravedad, así que resultará una aceleración negativa.

“Ud. puede haberse preguntado por cuanto tiempo podría respirar el aire de este pequeño compartimiento hasta que se volviera viciado y sofocante.

“Ud. puede ver pequeñas aberturas detrás de los dos asientos de atrás con un mecanismo para circular el aire desde la bodega o celda de carga a través del compartimiento de; pasajeros. No hay medios de remover el aire, pero el gran volumen de la bodega, supliría de oxígeno en una emergencia, aún a cuatro pasajeros por muchas horas.

“La caja que Ud. ve encima del acumulador contiene el equipo de control. No hay ninguna razón particular para entrar en esto porque Ud. está ya familiarizado con muchos tipos de equipos de control remoto y “servomecanismo”. Mientras nuestros controles son infinitamente más simples y más seguros que los de Ud., aquí también requeriría varias horas de reorientación en física para explicarle su funcionamiento.

“Nuestro tiempo se ha ido. Hemos regresado a una velocidad en cierto grado mayor que el de un viaje exterior. Ud. está ahora casi directamente sobre el punto de partida. Desde que su gente parece derivar un cierto grado de emoción, lo que Uds. llaman estremecimiento, al experimentar amplias variaciones de gravedad, podemos si lo desea, producir durante el descenso, una condición que se aproxima a la Gravedad Cero o lo que Uds. llaman “caída libre”. Lograr completamente esta condición sería.molesto y hasta cierto punto peligroso, pero podemos aproximarnos lo suficiente para que, aún conservando cierta estabilidad, experimente la sensación de falta de peso”.

Al darme cuenta que el viaje estaba por llegar a su término, salí del estado de semitrance en el que había estado desde que entré en la nave.

“O.K.” -dije- “continuemos. Por una vez probaré cualquier osa”. Instantáneamente se encendió la luz en el compartimiento.

39

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

Después del período de completa oscuridad la luz era enceguece. dora. Mientras intentaba adaptar mis ojos a la luz, bruscamente mi estómago saltó dentro de mi tórax. Por un momento sentí mi corazón latir en el extremo inferior de mi garganta, mientras mis pulmones y otros órganos superiores parecían querer salir a través de mis oídos. Yo había entrado y salido de picadas muy pronunciadas en aeroplanos y había viajado en muchos dispositivos de diversión calculados para producir sensación de falta de peso, pero nunca había sentido nada semejante a eso hasta entonces. No había sensación de caída. Sólo tenía la sensación de que todos mis órganos, liberados de sus ataduras, estuvieran saltando hacia arriba como bandas elásticas tensas que son liberadas de su tensión. Afortunadamente esta sensación fue de corta duración. En pocos segundos volví a sentirme casi normal.

“No me siento sin peso, ahora”, pensé y empujé violentamente hacia abajo con mis manos a ambos lados del asiento. Me elevé en una lenta y más o menos graciosa curva casi hasta el cielo raso. Mi ascensión hubiese sido más elegante, pero aparentemente había aplicado la fuerza algo por detrás de mi centro de gravedad, así que mi cuerpo se volcó hacia adelante rotando hacia la izquierda. Cuando empecé a caer estaba casi cabeza abajo y me ví forzado a alcanzar y aferrarme al respaldo del asiento para enderezarme. El resultado fue que yo quedé descansando con mis rodillas sobre la silla, y mis ojos a pocas pulgadas del cojín del respaldo.

Fue entonces cuando ví algo que antes había pasado por alto cuando entré en la nave. Era sólo el diseño impreso en el material del asiento. Pero yo reconocí el símbolo, y este reconocimiento debe haberme producido una poderosa sacudida mental, que Alan interpretó como miedo o dolor, pues inmediatamente normalizó la gravedad, haciendo que yo experimentara otro momento desagradable cuando mis vísceras intentaron ocupar el espacio asignado normalmente a los intestinos.

“¿Qué sucede?” Oí la voz de Alan y, por primera vez, me pareció algo preocupado. Luego dijo “Oh, veo que notó el símbolo y reconoció su significado-.

“Sí”, dije. “Cualquiera que haya leído algo reconocería el símbolo del árbol y la serpiente. Se encuentra en las inscripciones y leyendas originales de todas las razas de la tierra. Siempre me ha parecido que es un símbolo peculiar de la tierra y es sorprendente

40

Dr. DANIEL FRY

para mí verlo aparecer desde las profundidades del espacio o de cualquier otro planeta que sea su hogar”.

“Estas son preguntas que yo tenía la esperanza de contestar con más tiempo”, replicó Alan. “Es difícil aún sólo soslayar en pocos segundos de discusión los acontecimientos de muchas centurias. Porque han pasado centurias desde que hemos llamado hogar a todo planeta.

“La nave espacial en la cual vivimos, trabajamos y aprendemos ha sido nuestro único hogar por generaciones. Es bastante grande comparada con sus grandes transatlánticos, y desde hace mucho hemos desarrollado avances tecnológicos que nos hacen casi independientes de cualquier planeta.

“Nuestra nave es un sistema cerrado. Toda sustancia dentro de la nave queda dentro de ella; nada es emitido, excretado o perdido. “Hemos aprendido métodos simples para reducir todos los compuestos a sus elementos y recombinar estos elementos para obtener lo que necesitamos. Por ejemplo, respiramos en la misma manera que Uds. Es decir, nuestros pulmones toman oxígeno del aire y expulsan anhídrido carbónico. Por consiguiente el aire de nuestra nave pasa constantemente a través de soluciones que contienen organismos vegetales que absorben el anhídrido carbónico y desprenden oxígeno como hacen las plantas sobre la tierra.

“Los organismos vegetales usan el carbono para su propio crecimiento. En ciertas ocasiones estas plantas pueden transformarse en uno de nuestros alimentos.

“Las docenas de ciclos naturales a través de los cuales la vida se crea y se mantiene sobre un planeta como el de Uds., son duplicados dentro de nuestra nave. Desde que el tamaño de la nave que contiene a nuestra raza es pequeño con respecto a un planeta, los ciclos deben cumplirse más rápidamente y bajo condiciones de control muy preciso; pero en cualquier otro aspecto los ciclos de vida y reproducción son los mismos.

“Por supuesto, hay pérdida de energía durante estos ciclos, que debe ser reemplazada de alguna fuente externa. Cuando estamos en la proximidad de estrellas como el sol, podemos captar fá cilmente más energía de lo necesario, así como su planeta recibe del sol más energía útil de la que emplean.

“Durante nuestros ocasionales viajes interestelares, nuestra nave puede viajar por varias generaciones en regiones más bien remotas con respecto a cualquier estrella, pero todavía podemos re

41

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

coger pequeñas cantidades de energía que llegan de millones de estrellas y galaxias remotas y también hay por supuesto, otras fuentes de energía que están constantemente disponibles a nuestro alcance, como la energía de los rayos cósmicos y las diferencias de , temperatura que también son aprovechables.

“Puede ser difícil para Ud. concebir una raza de seres inteligentes que pasan sus vidas dentro de los confines relativamente estrechos de su nave espacial. Y dentro de su limitada comprensión, Uds. pueden sentirse inclinados a tener piedad por tal raza.

“Nosotros, por nuestra parte, nos sentimos inclinados a tener piedad por razas primitivas que todavía están confinadas sobre la superficie de un solo planeta, donde son incapaces de poder con trolar muchas de las condiciones que los rodean y se vuelven víctimas desamparadas de terremotos, inundaciones, tornados, mareas, nevadas, sequías y otros riesgos que constantemente amenazan a los que viven en la superficie de un planeta.

“Cada aspecto de nuestro medio ambiente es controlado con precisión. La temperatura es mantenida constantemente dentro de una fracción de grado. La humedad, la presión atmosférica y aún la fuerza gravitacional que nosotros creamos dentro de nuestra nave, son todos mantenidos exactamente en su punto óptimo. “Mientras nuestros cuerpos raramente dejan la nave, nuestra tecnología nos ha provisto de una casi ilimitada prolongación de nuestros sentidos, así que, con el propósito de observación, aprendizaje y comprensión, podemos estar íntimamente presentes en cualquier momento, en cualquier lugar que nosotros elijamos para observar o visitar, siempre que el punto que deseemos alcanzar o ver esté a unos pocos millones de millas de nuestra nave.

“A través dé esta Habilidad que puede parecer extraña a Uds. pero que es bastante normal entre nosotros, somos capaces de generar y aplicar fuerzas simples a distancias considerables de nuestra nave.

“Nuestras habilidades pueden parecer algo sorprendentes e increíbles a su gente, pero son tan sorprendentes e increíbles como vuestras actuales capacidades científicas comparadas con las capa cidades de vuestros propios antecesores hace unos pocos cientos de años.

“Cualquier logro científico o técnico parece increíble a aquellos que todavía no lo han alcanzado porque ellos no lo entienden. “Ud. está perfectamente en lo cierto cuando señala que el

42

Dr. DANIEL FRY

símbolo del árbol y de la serpiente es común en la historia y en las leyendas de su planeta. También es común en el nuestro. La explicación es que tenemos por lo menos en parte, antecesores comunes.

“Hace decenas de miles de años, algunos de nuestros antecesores vivían en la Tierra. Había en esa época un pequeño continente en una parte hoy cubierta por el mar que Uds. llaman Océa no Pacífico. Algunas de sus primitivas leyendas se refieren a esta masa de tierra sumergida como el “Continente Perdido de Mu o Lemuria”.

“Nuestros antepasadas habían construído un gran imperio y una ciencia vigorosa sobre este continente.

“En la misma época había otra raza que se desarrollaba rápidamente sobre otra masa de tierra en el área central y sud del actual Océano Atlántico. En sus leyendas este continente ha sido denominado Atlántida.

“Había rivalidades entre las dos culturas en sus progresos científicos. Al principio eran amistosas, luego se volvieron más amargas con el correr de los años, y cada raza hacía alarde de sus conquistas ante los otros.

“En pocas centurias su ciencia había sobrepasado el grado de desarrollo que existe ahora aquí. No satisfechos con liberar pequeñas porciones de la energía del átomo, como hacen en la actuali dad sus físicos, ellos habían aprendido a rotar toda la masa sobre su eje energético. De la rotación de un trozo de materia del tamaño de un penique de cobre, resultaba la liberación de setenta y cinco millones de sus kilovatiohoras.

“Con el constante aumento de la tirantez entre las dos razas y con el constante aumento de los recursos destructivos, era inevitable que eventualmente se destruyeran entre ellas.

“Las energías liberadas en esa destrucción fue más allá de toda imaginación humana. Ellas fueron suficientes para provocar el mayor cambio en la configuración superficial del planeta; y las ra diaciones concomitantes fueron tan intensas y extendidas, que la superficie de la tierra se volvió totalmente inhabitable para el ser humano durante varios miles de años.

“Pero esta discusión puede esperar hasta mi regreso. Nuestro tiempo ya está más que vencido. Requiere demasiada energía mantener nuestra nave en su actual posición y no podemos abandonar

43

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

este vehículo de carga. Ya está en tierra y abriré la puerta. Hasta  pronto, Dan. Baje y cuídese hasta nuestro regreso”.

Como una persona caminando en sueños, descendí del piso de la nave y dí una docena de pasos vacilantes sobre la arena y luego me dí vuelta para mirar.

La puerta se había cerrado detrás mío, y una banda horizontal de luz anaranjada apareció en la parte central del aparato y luego saltó hacia arriba como impulsado por una catapulta.

La ráfaga de aire que se precipitó a reemplazar el aire desplazado hacia arriba, me empujó un largo paso hacia adelante y casi me hizo perder el equilibrio. Mantuve mis ojos sobre la nave mientras la banda de luz iba a través de los colores del espectro, desde el naranja al violeta.

En este momento estaba varios miles de pies en el aire, y cuando la luz pasó por la banda del violeta, la nave desapareció enteramente de la vista.

Una fuerte depresión me dominó. Sentí como si todo el trabajo de mi vida hubiese perdido todo su significado. Unas pocas horas antes era un ingeniero satisfecho que colocaba instrumentos de prueba para uno de los más grandes motores cohetes jamás construidos.

Aunque me daba cuenta que mi participación en el programa de construcción del cohete era pequeña, yo sentía que a través de mi trabajo por lo menos marchaba a la vanguardia del progreso.

Ahora sabía que el motor para esos cohetes era lamentablemente ineficiente y pronto sería anticuado. Me sentí como un pequeño e insignificante engranaje en una ciencia anticuada y chapucera, que se estaba moviendo hacia su propia destrucción.

Por un largo rato permanecí parado en la arena, mirando hacia las estrellas y preguntándome:

¿”Volvería Alan verdaderamente en pocos meses y entraría en contacto conmigo, como dijo?

¿Volvería verdaderamente o fue sólo un amable gesto de despedida?”

Seguramente debe haber miles de personas en este país con más influencia que podría serles de más ayuda que yo.

Sólo puedo aguardar y esperar que, con el tiempo, comprenderé más claramente.

44

V

INFORME DE ALAN A LOS HOMBRES DE LA TIERRA DESDE EL ESPACIO COSMICO

El 28 de abril de 1954, Alan estableció contacto directo conmigo por tercera vez. Había apremio en su tono, y sus palabras me impresionaron en una forma que no lo habían hecho en anteriores discusiones.

Insistió que el mensaje que debía darme debía ser claro para que cualquiera en nuestro planeta pudiese entenderlo.

Me explicó que por mis antecedentes en investigación, ciencia, conferencias y enseñanza, estaba bien calificado para continuar con sus sugestiones.

“Ud. tiene el deber personal y responsabilidad de cooperar con los esfuerzos que nuestro pueblo está haciendo para ayudar al pueblo de la Tierra a alterar el presente curso de los acontecimientos e impedir el holocausto que de otra manera es inevitable”.

En las páginas siguientes repetiré palabra por palabra, tan exactamente como lo permita mi memoria, la conversación que tuvo lugar entre nosotros, en la esperanza que el mensaje que me dieron este grupo de visitantes extraterrestres, pueda ser tan claro y comprensible como lo fue para mí.

En esa noche de abril había ido en coche desde el Sur de California a mi refugio especial en los bosques de Oregón, en la esperanza de que tuviera lugar el encuentro. Sentía una tremenda necesidad de consejo y sabía que Alan era el mejor, si no el único que podía darme la respuesta que yo requería.

En los meses precedentes había sido presionado cada vez más para relatar el aterrizaje en White Sands Proving Ground.

Me sentía mal dispuesto a hacerlo porque consideraba imposible persuadir a un número significativo de personas que el hecho

45

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

había realmente ocurrido. Y no se me habían dado razones convincentes de por qué debería intentarlo.

La mayoría de los miembros de la raza humana de este planeta habían sido enseñados a creer que el hombre era el supremo producto del Universo, así como la principal razón de su creación.

El pensamiento de que podría existir una raza superior, derrumbaría su agradable creencia. Y en sus mentes, nosotros los hombres de la Tierra descenderíamos un escalón en la escala de la evolución.

Y este es el lugar que el ego de muchas personas nunca permitirán a su razón aceptar -no importa cuan cierta fuera la evidencia.

Yo pensaba que si fuera a intentar proveer esa evidencia, podía perder mi posición profesional que había costado tanto lograr con mis años de estudio e investigación en el campo de la inge niería. También podía ser expuesto al ridículo público y podía sufrir la pérdida de confianza y el respeto de mis amigos.

No veía razones valederas para arriesgar la pérdida de prestigio en un intento de convencer a millones de gente de hechos que la mayoría de ellos no aceptarían como verdad.

Por otra parte, me fuí dando cuenta que durante los dos previos encuentros Alán me había dado una enorme cantidad de datos científicos y técnicos que habían demostrado ser completa mente válidos y que encontré útiles cuando los apliqué a mi trabajo de ingeniería electrónica.

La verdad es que yo estaba en posesión de información científica que podía ser más valiosa y útil al mundo que lo sería para mi solo. Cuando me percaté de esto, sentí que no tenía derecho a seguir ocultando esa información por el solo hecho de que yo tenía mideo de lo que pudiese sucederme con su publicación. Mi refugio especial en el Sur de Oregón está al final de ur camino de tierra que lleva a lo profundo del bosque. Aquí había tenido lugar el encuentro anterior, y parecía el lugar lógico par: esperar otro.

Había estado completamente solo por tres días y estaba em pezando a perder las esperanzas de que pudiera ocurrir un contar to, cuando, temprano en la tarde del tercer día, la voz de Ala rompió abruptamente el silencio en su forma habitual: “Bien Dar ¿hasta cuando va a tener oculta la luz del conocimiento, mante niendo su silencio?”

46

Dr. DANIEL FRY

A pesar del hecho qué había recorrido 8oo millas y había estado esperando por tres días en la esperanza de establecer contacto, estaba tan sorprendido como si hubiese oído la voz de Alan por primera vez. Miré rápidamente a mi alrededor, medio esperando ver alguien parado en las sombras. Mi razón me decía que nadie podía estar allí; pero Alan me había dado previamente una explicación detallada y precisa de la modulación del rayo electrónico del nervio auditivo, que permitía tal comunicación a distancias considerables.

Finalmente me recuperé lo suficiente para hacer una pregunta, aunque todo lo que pude decir fue “¿Qué quiere Ud. decir?” “Ud. sabe lo que quiero decir”, replicó Alan. “En el gran libro de sabiduría y filosofía que Uds. llaman Biblia, se dice que cuando un hombre enciende una vela, no debe ocultar su luz bajo un cubo, sino deberá sostenerla en alto para que todos los Hombres puedan ser guiados por ella.

“Hemos gastado tiempo considerable y paciencia en el esfuerzo de encender unas pocas velas entre las muchas naciones de su planeta. Nuestra esperanza ha sido que la luz de esas velas crecie se en intensidad para poder iluminar el terrible abismo hacia el cual se precipita ciegamente la humanidad.

“Le hemos dado información de interés y de valor para su pueblo. ¿Por qué la guarda para Ud. mismo?”

“Pero ¿qué puedo hacer? Yo no soy un individuo ampliamente conocido. ¿Cómo puedo llegar hasta el público? Y si pudiera, ¿quién me escucharía?”

“Hay gente en todas partes que está buscando la verdad y ellos reconocerán el valor de su mensaje, no importa quien sea el mensajero.

“Escriba en un libro lo que ha aprendido de nosotros; Ud. ya encontró al hombre que se lo publicará. Cuente la historia a través de los periódicos, la radio y la televisión. Si es necesario grítelo desde las azoteas, pero hágalo saber al pueblo”.

“Ud. no se da cuenta de lo que me está pidiendo” dije, “si yo llevo á cabo lo que Ud. me dice, muy poca gente me escuchará. “Hay demasiada gente en este mundo que todavía no está preparada para la verdad. Ellos temen cualquier cosa que pueda cambiar el presente orden de cosas.

“Si yo intentara hacer pública la información que Ud. me ha dado, me veré enfrentado con el escarnio y el ridículo. Algunos

47

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

me llamarán mentiroso, otros dirán que estoy loco. Muchos me creerán un charlatán. Si doy el relato a los periódicos, muy pocos creerán en él. Muchos de ellos lo ignorarán completamente o imprimirán una versión distorsionada que me hará aparecer estúpido y ridículo”.

La voz de Alan me interrumpió en el tono paciente y ligeraramente forzado de un maestro que intenta explicar un hecho simple a algún estudiante atrasado. “Por supuesto, Ud. será ridiculizado”.

“El ridículo es la barrera que interponen los ignorantes entre ellos y la verdad que los golpea o los molesta. Niegan la verdad sistemáticamente, hasta que alguien se toma el tiempo suficiente para ayudarles a entender.

¿”Puede Ud. nombrarme a alguien de su planeta que haya realizado alguna vez algo de gran valor para su pueblo que no haya sido ridiculizado y despreciado por alguien?

“Este es el precio exigido de cada hombre o mujer que da un paso adelante con respecto a los que viven a su alrededor. “Considere que difícil fue para Colón, Galileo, Pasteur y Edison, ganarse la atención de sus semejantes cuando anunciaron sus descubrimientos.

“Hay un viejo dicho que debería encabezar todos los libros de filosofía:

Es más fácil ridiculizar que investigar,

Pero nunca puede ser tan provechoso.

“Sí, algunos lo llamarán a Ud. mentiroso, otros dirán que está loco. Si Ud. busca o acepta ayuda financiera, no importa cuan pequeña sea, será acusado de mercantilismo. Sin embargo la misma moneda es el requisito previo entre su gente si desea realizar cualquier cosa.

“Hay muchos problemas que Ud. deberá encarar, pero recuerde que no son de ninguna manera privativos de su posición. Con ellos se toparon y enfrentaron todos los individuos que algu na vez ofrecieron sus servicios y su conocimiento a sus semejantes en un intento de mejorar la cultura y la comprensión de la raza humana.

“Recuerde también que Ud. tiene amigos, más amigos de lo Ud. cree. Y muchos más vendrán a Ud.

“Si bien es verdad que mucha gente teme cualquier cambio en sus vidas, hay muchos otros que comprenden los problemas

48

Dr. DANIEL FRY

críticos que existen en su civilización y están buscando muy seriamente y en forma incansable una solución.

“Esa gente entenderán su deseo de propalar las verdades que yo voy a darle. Ellos le prestarán cortés atención y expresarán el deseo de un mayor conocimiento, así que ellos pondrán cuidado antes de reir. Y en cada uno que presta atención y desea comprender, Ud. tendrá otro amigo.

“No se olvide de lo que le dije respecto al poder del pensamiento. Cuando Ud. tiene amigos, nunca estará solo no importa donde esté. Cada mente que está con Ud., permanecerá con Ud. y lo respetará. Y esos amigos adicionales le darán valor y capacidad para sobreponerse a los problemas que puedan presentarse”.

“Eso espero”, dije. “Tengo la sensación, que si hago lo que Ud. dice, voy a necesitar abundancia de ambos”.

“Han transcurrido más de cuatro años desde su primer contacto conmigo. Ud. debería estar ya completamente adaptado a nuestro ambiente. ¿Por qué no hace descender su nave sobre los jardines de la Casa Blanca alguna mañana, pide que ‘se le den facilidades para comunicarse con el mundo entero y transmite inmediatamente su mensaje a todo el planeta?”

“Una solución tan simple sólo está dictada por el deseo, replicó Alan. Hemos discutido esto antes. Si Ud. piensa un poco, verá que hay muchas razones de orden general y específico por las cuales tal solución no daría resultado.

“En primer lugar está el aspecto psicológico. Si nosotros apareciéramos como miembros de una raza superior viniendo de arriba para conducir el pueblo de la tierra, haríamos pedazos el equi librio del ego de su civilización. Decenas de millones de habitantes, en su desesperada necesidad de evitar ser desplazados a un segundo lugar en el universo, llegarían a extremos inconcebibles para negar nuestra existencia. Si nosotros recurriéramos a medios para-forzar en ellos la conciencia de nuestra real existencia, aproximadamente el 30% de esa gente insistiría en considerarnos dioses e intentarían responsabilizarnos de su propio bienestar.

“En el restante setenta por ciento, la mayoría nos consideraría como tiranos potenciales que estuviéramos planeando esclavizar su mundo y muchos empezarían inmediatamente a buscar recursos para destruirnos.

“Si puede derivarse algún bien importante y durable de

49

EL INCIDENTE DE WHITE SANOS

nuestros efuerzos, los líderes deberán ser miembros de su propio pueblo u hombres indistinguibles de ellos.

“Es práctico por consiguiente darse cuenta que si nosotros fuéramos a aterrizar cerca de la sede de su gobierno, seríamos inmediatamente rodeados y llevados por las fuerzas militares, cuyo deber es proteger a sus gobernantes de todo posible daño.

“Seríamos interrogados por horas, quizás días antes que se atendiera cualquier pedido nuestro.

“Luego seríamos obligados a exponer nuestra superioridad en el dominio de la ciencia material.

“Una vez demostrada nuestra superioridad en este campo, los jefes militares considerarían imperativo que sus países adquirieran y protegieran ese conocimiento “científico avanzado.

“La actitud de su gobierno, común con la de los gobiernos de otras naciones adelantadas de su planeta, es de que todo nuevo conocimiento, particularmente el conocimiento científico, es pro piedad del estado. Será conservado secreto, o será diseminado cuando y en la manera que ellos lo consideren necesario.

“Tal actitud no es defecto de un individuo o de una fracción política. Es simplemente una filosofía de gobierno que se desarrolló durante las dos últimas guerras mundiales.

“Recibió gran impulso en su país por la necesidad de guardar en secreto el desarrollo de las armas nucleares. Pero la “seguridad” militar debería basarse en la lógica y la razón. Se ha trans formado en muchos casos en un pretexto para ocultar cualquier cosa que pueda molestar a uno o más miembros del cuerpo de gobierno.

“En realidad, la mayoría de las tensiones que existen entre muchas naciones del globo, son el resultado directo de este excesivo secreto.

“Con esto presente, Ud. puede darse cuenta clac: cualquier información que su gobierno pueda adquirir concerniente a nosotros, nuestra nave o nuestros conocimientos, será considerado el más vital secreto militar jamás poseído”.

“Pero supongamos que Uds. aterricen, dije. Supongamos que Uds. dieran a nuestro país los beneficios de su sabiduría, ¿no prevendría esto el estallido de otra guerra?

“Seguramente Ud. no pensará que nosotros seríamos tan bárbaros, que atacaríamos otro país simplemente porque nos sentimos poseedores de medios para conquistarlos?”

50

Dr. DANIEL FRY

“De ninguna manera replicó Alan, permítame que aclare mi punto de vista. Si nosotros aterrizamos en su país, su gobierno trataría de mantenerlo secreto, pero no tendría más éxito que el que tuvo para guardar en secreto sus armas nucleares. Tan prbnto como el Gobierno de la Unión Soviética sepa que las fuerzas militares de los Estados Unidos han adquirido conocimientos altamente avanzados, decidirían que la única esperanza de evitar el dominio por los Estados Unidos, sería lanzar un ataque inmediato.

“Recuerde la lección de Pearl Harbor, y se dará cuenta de esto más claramente.

“Si aterrizáramos en ambos países simultáneamente, el resultado más probable sería, una intensificación de la ya existente carrera de armamentos. Eventualmente podría desencadenar el holocausto que estamos intentando prevenir.

“Nosotros señalaremos el camino y los ayudaremos a comprender la sabiduría del amor y la cooperación. Les brindaremos nuestra ayuda en la medida que podamos, pero Ud. y la gente que hemos contactado tendrán que difundir la palabra y ayudar al mundo a comprender.

“Si sus niños tendrán un futuro hacia el cual mirar, depen. derá grandemente del éxito o fracaso de sus propios esfuerzos”.

“Me doy cuenta el peligro que plantea a nuestra civilización el riesgo de una guerra atómica”, dije. “Cualquiera que trabaje en el campo técnico lo sabe. Casi todos los científicos cumbres de nuestro país han, en un momento u otro, hecho la afirmación que una guerra atómica en gran escala llevaría a la virtual destrucción de nuestra civilización, pero nadie parece prestarles atención”.

“Ello es porque sólo han planteado el problema sin ofrecer una solución”, dijo Alan. “En realidad la posibilidad de una guerra atómica no es el problema, sólo es un síntoma y nunca nadie ha curado una enfermedad tratando únicamente los síntomas.

“Su civilización está enfrentando un gran problema, que durante los últimos años se ha vuelto crítico. Su existencia no es culpa de ninguna raza, credo o facción político, sino el resultado de una debilidad básica de la naturaleza humana. La falta de atención y la incertidumbre que Uds. manifiestan a menudo hacia la Fuerza Creadora Suprema, y su fracaso en comprender cómo esta gran Fuerza Creadora Espiritual puede ser usada para ayudarlos a expresar más amor y consideración hacia los otros seres humanos.

“Es un problema extremadamente simple, y como la mayoría

51

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

de las cosas simples, su importancia ha sido pasada por alto por demasiada gente de su pueblo. Realmente la solución descansa en; una completa comprensión del problema. Para ayudarlo a Ud. a comprenderlo a fondo, me expresaré en los términos más simples posibles.

“Toda civilización en el Universo, no importa donde o cuando se haya originado, se desarrolla primeramente a través del contínuo aumento del conocimiento y de la comprensión que resulta de la exitosa prosecución de la ciencia.

“La palabra “Ciencia” ha sido definida en su diccionario como la búsqueda, ordenada e inteligentemente dirigida, de la verdad. Bajo esta definición toda la ciencia puede ser dividida, con el propósito de discutir y adquirir un mayor grado de entendimiento, en tres partes principales.

“Las tres partes principales pueden ser definidas como sigue: 1) la ciencia material o física que se relaciona con las necesidades y deseos del cuerpo humano y con la naturaleza del, universo fí sico que lo rodea y en el cual se desenvuelve. En esta división se encuentran temas como física, matemáticas, astronomía, química, etc. así como la fabricación y distribución de un número infinito de productos materiales necesarios para el confort y el placer del hombre. 2) Las ciencias sociales que tienen que ver con la relación del hombre con sus semejantes, y los medios por los cuales esta relación puede hacerse exitosa, productiva y progresiva. En esta división se encuentran los estudios de sociología, gobierno, psicología, los aspectos no materiales de la economía, etc. 3) Las ciencias espirituales que tratan de las relaciones entre el hombre y el gran poder creador y la inteligencia infinita que penetra y controla toda la naturaleza. Este es el poder y la inteligencia que su pueblo refiere como Dios.

“Todas las ciencias del Universo, toda la búsqueda de la verdad y la prosecución del conocimiento, entrará dentro de estas tres divisiones o encabezamientos. No podemos trazar una línea neta divisoria entre ellas, porque a veces ellas se superponen; pero las leyes fundamentales. que rigen las tres divisiones son idénticas.

“Si una civilización en el Universo quiere desarrollarse completa y exitosamente, deberá desarrollar por igual las tres ramas de la ciencia.

“Las ciencias Espirituales y Sociales, sin embargo, deben venir antes. No puede haber desarrollo seguro en la ciencia material

52

Dr. DANIEL FRY

si no se han construído antes los cimientos firmes de la ciencia espiritual y social.

“Esto puede probarlo Ud. mismo si considera la diferencia entre el hombre y el animal. Algunos han dicho que no existe una real diferencia. Arguyen que el hombre es sólo un animal que ha adquirido mayor inteligencia que los demás y así ha sido capaz de alcanzar la ciencia material.

“A medida que su pueblo aumente en sabiduría y comprensión, se dará cuenta que hay varias diferencias específicas entre el hombre y cualquiera de los animales.

“Los animales no tienen ciencia espiritual o social. Consecuentemente nunca han desarrollado una ciencia material y nunca lo harán porque no hay una base segura sobre la cual erigir una ciencia material.

“Unos pocos insectos como la hormiga y la abeja, que Uds. llaman insectos sociales, han desarrollado una forma de ciencia social muy rudimentaria, hasta el grado de que son capaces de vivir juntos en gran número. Ellas trabajan juntas para su mutuo bienestar, y tienen una forma de disciplina que es común a todas.

“Como resultado de esto, han desarrollado una forma limitada de ciencia social y han aprendido a levantar estructuras simples y almacenar alimentos para las necesidades futuras. Sin embargo no tienen ciencia espiritual y esta falta ha sido una barrera a cualquier progreso ulterior. Como resultado dé ello no han avanzado un solo paso en miles de años. Y por supuesto nunca lo harán porque ya han, desde mucho, alcanzado los límites de la estructura que puede ser erigida sobre sus presentes cimientos no espirituales.

“La especie humana, por otra parte, no importa donde o cuando apareció, está dotada de la conciencia innata de que existe una inteligencia infinita y un supremo poder que está más allá de la comprensión del hombre. Durante las muchas etapas de su desarrollo, la actitud del hombre hacia ese poder puede variar desde el miedo y el resentimiento, hasta la reverencia y el amor. Pero siempre ha tenido el instintivo deseo de aprender más respecto al aspecto espiritual de su naturaleza y a la esfera creadora de este poder. No hay verdaderos ateos entre la gente de su planeta y de ningún otro planeta. Aquellos que dicen “yo no creo en Dios”, son hombres que están en rebelión contra un concepto determina

53

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

do de la deidad. La negación de ese concepto puede estar bien fundado, pero en el calor de su emoción, o en lo íntimo de su ser, ellos pueden decir: “Si este concepto no es válido no puede existir ningún otro concepto”. En sus corazones saben mejor. No importa por cuanto tiempo o cuan fuerte un hombre proclame su independencia y la creencia en la supremacía de su propia mente y ser, eventualmente el momento de la verdad llegará. Cuando tal hombre haya agotado todos sus poderes y capacidades a través de la enfermedad, accidente, pérdida de dinero y de amigos, instintiva y automáticamente buscará la ayuda de un Supremo Poder que todo hombre de mente clara sabe que no tiene limitaciones.

“Así, la importancia y la eterna verdad de la ciencia espiritual permanece siempre confiable desde los comienzos de la inteligencia humana. Esa es la razón por la que debe ser considerada la ra ma principal de la ciencia. A medida que la mente del hombre gana en comprensión, y su conciencia espiritual evoluciona, se vuelve consiente del hecho que sólo a través de la cooperación con el hombre, y del Amor Espiritual dé lo que él llama Dios, puede mejorar efectivamente las condiciones de su vida diaria. Debido a que el hombre de la Tierra, tan a menudo se resiste a obedecer tales leyes espirituales, puede tomar miles de años antes que este simple principio se vuelva una actitud diaria y normal que se manifestará a sí mismo continuamente en la conciencia de todo individuo de su civilización. El conocimiento espiritual de este hecho trajo la primera agrupación de gente en la tribu primitiva y representa el comienzo de su ciencia social. De los cimientos que proveen las ciencias espirituales y sociales, emergen las bases necesarias para el desarrollo de la ciencia material y.este es el punto donde empiezan a solucionarse más fácilmente los problemas que existen en nuestra civilización. Una vez que tomen conciencia de esto, el desarrollo de su ciencia material, constantemente estimulada por las necesidades y deseos siempre en aumento del cuerpo humano, progresará de acuerdo a un factor logarítmico de tiempo. No es un desarrollo linear, sino que se acelera constantemente. Ud. puede comprobarlo si considera las invenciones y el desarrollo material que ha ocurrido en los últimos treinta años. Compárelos con el progreso de los previos cien años, luego compare éstos con los previos trescientos años. Finalmente compare ese progreso con los anteríores mil años. Ud verá inmediatamente que la ciencia material

54

Dr. DANIEL FRY

en su planeta se desarrolla a un ritmo constantemente acelerado. Sus ciencias espirituales y sociales, por otra parte, progresan normalmente solo en proporción directa o linear con relación al tiempo. Y aún este ritmo de progreso no es siempre constante. Su ciencia material es, en la actualidad, una estructura enorme, masiva y dominante. Crece a un ritmo siempre acelerado; sin embargo, está sostenida por cimientos espirituales y sociales que están creciendo a un ritmo mucho menor. Los cimientos espirituales, especialmente, son demasiado débiles para sostener adecuadamente la ciencia material. Y creemos que es importante hacer énfasis en este hecho: A menos que se encuentren las vías y los medios para estimular el crecimiento de las ciencias espirituales y sociales en la Tierra, inevitablemente llegará un momento en que el mayor énfasis en los asuntos materiales con respecto a los espirituales provocará el colapso de su civilización. Y esto traerá luego la ruina y la destrucción de los aspectos espirituales y sociales. Este colapso ha ocurrido antes en su planeta, y su civilización ha entrado ahora en una etapa en que puede volver a ocurrir. Su raza está nuevamente en constante riesgo de total destrucción por un agente que ha producido ella misma. ¿Por qué debería un pueblo verse amenazado por sus propias creaciones? Simplemente porque no han progresado suficientemente en las ciencias sociales y espirituales para estar capacitados para determinar los usos correctos que deben (lar a sus creaciones. La mayoría de los pensadores de su raza conocen muy bien el riesgo inherente al uso de las armas nucleares, pero éste es otro aspecto del problema que no es generalmente reconocido. A menos que se logre la unidad entre las distintas naciones, la existencia de tales armas puede eventualmente traer el derrumbe de su civilización, aunque ellas nunca sean usadas. La verdad de éste hecho puede ser comprendido por cualquiera que piense (m poco. Las civilizaciones están construidas y conservadas por hombres de visión que piensan y trabajan para el futuro. ¿Qué hombre deseará dedicar su vida y su trabajo para beneficiar a una generación no nacida, cuando el futuro espectable no se extiende más allá de las próximas veinticuatro horas?

“A menos que se disminuya en alguna forma la tensión existente, dentro de unas pocas décadas el lema de los hombres en la tierra podría ser “comamos, bebamos y casémosnos, porque maña na podemos morir”. Ya han aparecido muchos artículos en sus diarios

55

EL INCDENTE DE WHITE SANDS

rios y revistas comentando el rápido incremento de lo que se describe como delincuencia juvenil. Algunos escritores inculpan a los padres, algunos a la escuela, otros responsabilizan a la Iglesia y al Estado. Realmente ninguno de ellos son responsables. La condición se debe principalmente al hecho que la mayoría de los jóvenes de su generación se sienten inseguros. Cualquiera de sus psicólogos puede verificar esto. La inseguridad de su juventud ‘se pondrá de manifiesto de muchas maneras, pero principalmente bajo formas de protesta y rebelión contra los principios existentes, instituciones y autoridades constituídas.

“Ha sido públicamente admitido por uno de los más altos funcionarios del gobierno, que la tensión militar y política entre su gobierno y el gobierno de Rusia, puede continuar en el presen te nivel por los próximos cuarenta años. Esto significaría que dos generaciones más nacerían y se educarían bajo la constante amenaza de una destrucción inminente. Ninguna civilización que el universo haya ya producido podría perdurar bajo tales condiciones”.

Yo lo interrumpí para decir: “Creo que entiendo el problema, pero ¿cuál es la solución? Hay mucha gente que presiente el peligro de nuestra posición actual pero sus consejos varían. Algunos dicen que debemos detener el desarrollo científico. Algunos han sugerido que ‘debemos suspender el trabajo sobre concepciones avanzadas de cualquier tipo y prohibir el estudio de la física nuclear. Otros van aún más allá. Dicen que debemos destruir completamente todo el material científico “volver a la naturaleza y vivir como los animales”.

Alan replicó: “Si Ud deseara construir un nuevo gran edificio, y de pronto descubre que por un mal cálculo, los cimientos no son suficientemente fuertes para soportar toda la estructura, ¿qué haría Ud.? ¿Lo tiraría abajo? No seguramente. Ud. miraría a su alrededor y buscaría la manera de agrandar y fortalecer las bases. El progreso de su ciencia material no puede ser detenido. Tanto si marcha hacia adelante o si va hacia atrás. Si retrocede, colapsará porque los miembros principales que la sostienen serán los primeros en resentirse bajo un programa de retrogresión. No hay nada que sea intrínsecamente erróneo en su ciencia material. Progresará y alcanzará horizontes jamás soñados, solamente si su pueblo proveerá las bases espirituales capaces de sostenerla”.

“¿Y si no?” pregunté.

56

Dr. DANIEL FRY

“Su civilización se derrumbará” -replicó Alas lentamenta. “Se destruirá a sí misma en un holocausto que dejará pocos sobrevivivientes. Los pocos que sobrevivan no tendrán la habilidad ni el deseo de reconstruir esa ciencia. En unas pocas generaciones, sus descendientes volverán al estado casi animal. Luego el proceso cíe evolución empezará de nuevo. En diez o quince mil años surgirá otra civilización. Y enfrentará el mismo problema y tendrá las mismas oportunidades para su solución. Si falla, también se derrumbará. Esta es una ley inmutable del universo, que funciona de acuerdo a la libre elección de la raza. Su raza y su cultura, sin embargo, no están sentenciadas a la extinción. Ellas podrán continuar su avance hasta que hayan dejado atrás para siempre ese peligro. La elección, Ud. ve; es de Uds.

“Hay pocas dudas” -dije yo- “de la elección que haría el pueblo si tuviera la suficiente capacidad de comprensión, y tuviera conciencia de las alternativas de construcción y destrucción entre las cuales deberá elegir”.

“Precisamente -replicó Alan- esta es la razón por la cual nosotros estamos aquí, y Ud. está aquí. Como le dije antes, nuestros antecesores fueron un grupo de sobrevivientes del último co lapso completo de la civilización de su planeta. Hace más de treinta mil años, según miden el tiempo en la actualidad, ellos habían desarrollado una ciencia material que era en algunos aspectos por lo menos, considerablemente más avanzada que en el momento actual. Ellos siguieron las leyes naturales, en vez de amenazarse unos contra otros como hace su ciencia. Sus máquinas eran por consiguiente más simples. Sin embargo pudieron realizar cosas que Uds. no han sido capaces de hacer. Ellos también fracasaron en darse cuenta de la absoluta necesidad de un desarrollo parejo de los valores espirituales y sociales. Entre las dos naciones más importantes de esa era, se desarrolló una fisura. La fricción entre ambas aumentó año tras año hasta que explotó en una guerra de aniquilación. Armas de energía absoluta fueron usadas por ambas naciones en contra de la otra, armas cuyo poder destructivo era mil veces superior a la bomba H que amenaza a su raza en la actualidad. No era cuestión de victoria o derrota. Simplemente se destruveron la una a la otra. Hubo pocos sobrevivientes, y las radiaciones a nivel de toda la superficie del planeta se había elevado irás allá de la toleranciá humana. Esto no significó que todos los sob evivientes estuviesen condenados inmediatamente a muerte

57

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

por las radiaciones, pero significaba el deterioro progresivo de las funciones mentales y biológicas. Esto, junto con el gran número de mutaciónes en sucesivas generaciones, eventualmente retrogradó su nivel de existencia casi al nivel de las bestias. En una meseta elevada, que ahora es el país del Tíbet, aterrizaron seis de nuestras naves aéreas y se realizó un concilio para determinar si podía “Hacerse alguna cosa. Se sugirió realizar un intento de llegar hasta otro planeta. Los aparatos aéreos en uso en aquel tiempo, eran capaces de viajar en el espació y frecuentemente habían sido usados para alcanzar unos pocos cientos de millas de altura sobre la tierra. Sin embargo, no se había hecho todavía ningún intento para salvar las enormes distancias entre los planetas, y los miembros de la tripulación estaban muy lejos de la certeza de que tal intento pudiese tener éxito. El planeta que Uds. conocen como Marte estaba entonces en conjunción con la Tierra, y por esa época las condiciones de su atmósfera, temperatura, agua, etc. eran mucho más apropiadas para la sobrevivencia del hombre que las condiciones que sus astrónomos refieren existir en la actualidad. Se realizó una votación, y los miembros de la tripulación de cuatro de las naves eligieron llevar a cabo la gran aventura, en la esperanza de preservar de ese modo, por lo menos una parte de la cultura de su raza. La remanente tripulación optó por quedarse en la Tierra. Ellos creían que debido a la elevación de la meseta en la cual estaban reunidos y el comparativamente bajo nivel de radiación que existía allí, podrían continuar viviendo en esa área sin sufrir completa degeneración física y mental en ellos y en su descendencia. Puedo ver la pregunta que se forma en su mente, así es que le explicaré que nuestra raza había logrado la perfecta igualdad de los dos sexos y ambos estaban igualmente representados en el concilio. De las cuatro naves que ensayaron el gran salto, tres llegaron a salvo a su destino. No hay noticias en nuestra historia de la suerte de la cuarta. Por muchas generaciones, la lucha formidable para sobrevivir demandó todo el tiempo y la energía del pueblo. Esas fueron las edades oscuras de la nueva raza, y tenemos comparativamente poco conocimiento de ese período. Los miembros de la tripulación original inmediatamente después de su llegada al nuevo planeta compilaron una cuidadosa historia escrita de las razas de la tierra, recalcando las causas del derrumbe. A través de las centurias, esta historia fue cuidadosamente conservada. Es conocida como “La Gran Lección” y es la primera cosa

58

Dr. DANIEL FRY

que es enseñada a nuestros jóvenes cuando empiezan a prepararse para la vida activa. A medida que la batalla por la supervivenvia era gradualmente ganada, el desarrollo de la ciencia material reasumió su ritmo normal. Con la lección del pasado constantemente delante de nuestro pueblo, hemos mantenido, siempre, los valores materiales en relación con los más importantes valores sociales y espirituales. Hemos visto que las tres ramas de la ciencia tienen las mismas leyes básicas naturales y hemos hecho un gran progreso al comprender esas leyes. Nosotros somos ahora esencialmente independientes de los planetas. Algunos de nuestros aparatos son muy grandes de acuerdo a sus normas. Ellos son varias veces el tamaño de sus más grandes barcos. Y nosotros tenemos el conocimiento y la habilidad de producir todo lo que necesitamos para el confort de nuestra vida física dentro de esas naves. Y desde que hemos resuelto el problema de la energía, no tenemos la necesidad personal de aterrizar en ningún planeta, excepto ocasionalmente para obtener materia bruta para nuevas construcciones. La satisfacción de nuestras necesidades físicas requiere poco tiempo y esfuerzo. Consecuentemente somos capaces de dirigir muchos de nuestros pensamientos y energías a la asistencia de aquellas razas que no han alcanzado el punto crítico de su desarrollo”.

“¿Puede darme algunas instrucciones específicas?” -dije-. “¿Alguna información precisa que yo pueda transmitir a quien pueda persuadir de escucharme?”

“Hay poca necesidad de hacer eso” -replicó Alan-. “Sus propios filósofos, tanto en el pasado como en el presente, han dado a su pueblo amplias instrucciones, amplia sabiduría para capacitar los a elegir su propia senda. Si un hombre con una venda sobre los ojos corre hacia un precipicio, requeriría un gran esfuerzo apartarlo del peligro. Pero si se le quita la venda, no será necesario ningún otro esfuerzo, pues el hombre tendrá la sabiduría suficiente para desviarse por su propia voluntad. Hay muchas afirmaciones en sus libros de religión y filosofía que demuestran que los grandes pensadores de su raza, a través de las edades, conocían muy bien los riesgos de concentrarse en las ciencias materiales. En el primer libro de su Biblia, está la historia de la Torre de Babel, de una raza que había perdido enteramente el contacto con las ciencias espirituales y había intentado alcanzar a Dios mediante el trabajo de sus manos. El intento terminó, por supuesto, con la frustración y el caos como concluyen siempre esos intentos. El

59

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

desarrollo de las ciencias sociales y espirituales se vuelven casi automáticos, si todos comprenden la necesidad vital de su desarrollo. Reducido a los términos más simples, la ciencia social es el estudio de la relación del hombre con sus semejantes. La ciencia espiritual es el estudio de la relación del hombre con lo que Uds. llaman Dios. El requisito indispensable para progresar en cualquiera de estas ciencias es un sincero deseo de una mejor comprensión.

Uno de los errores hechos en la traducción de su Biblia han sido las palabras amor y caridad, las cuales, en el texto original, realmente significaban “comprender” y “comprensión”. En la Bi blia de Uds. se afirma que el mandamiento más importante es que debes amar a Dios con todo el corazón, con toda el alma, con toda la mente y con todas tus fuerzas. La traducción debería haber sido Debes esforzarse en comprender. No es necesario ordenar al hombre amar a Dios. Si los hombres comprenden a Dios, lo amarán contínuamente. Nuevamente, hay la afirmación “Aunque hable con la lengua de los hombres y de los ángeles y no tengo caridad (comprensión) soy como un metal sonoro o como un címbalo que tintinea (I Corintios 13:1)”. Es evidente que no importa con cuanta fluidez un hombre se exprese, sus palabras no tendrán un significado real a menos que los demás comprendan de lo que está hablando. Sus libros de filosofía afirman que el hombre debe amar a su vecino y perdonar a sus enemigos. Nuestros libros, sin embargo, dicen que si un hombre comprende a su vecino, y su vecino lo comprende a él, nunca serán enemigos. Comprender al prójimo requiere la habilidad de ponerse uno mismo en el lugar de él y ver las cosas como las ve él. Hay una gran diferencia entre conocimiento y comprensión. El conocimiento procede de la cabeza pero la comprensión brota del corazón. La necesidad vital de la gente y de las naciones de su mundo es simplemente la comprensión. Hay poco valor en un tratado o en un pacto o en una garantía entre gobiernos, si falta la comprensión entre los pueblos. Uds. han desarrollado los medios para una rápida comunicación mundial a través de la radio, televisión, teléfono y telégrafo. Estos medios de comunicación debieran ser consagrados en mayor extensión a aumentar la comprensión entre las naciones. Uds. tienen unas pocas estaciones de radio que han ayudado en muchas maneras a esparcir la verdad; pero ellas son demasiado pocas y los programas que conducen consisten principalmente en

60

Dr. DANIEL FRY

propaganda. La propaganda es meramente el medio de vender a otra persona o nación, una idea o una norma de proceder que Uds. creen que debería ser seguida. Lo que su gente debe reconocer es que las necesidades y deseos, las esperanzas y los temores .de todos los seres de la Tierra son en realidad idénticos. Cuando este hecho sea comprendido por todos, Ud. tendrá sólidas bases para la formación de “Un Mundo” del cual sus políticos hablan tan volublemente y sus líderes espirituales con tanta ansiedad. El Pueblo de su nación, a través de su gobierno, está gastando todos los años, billones de dólares en “ayuda exterior”. Ellos están simplemente tratando los síntomas, y tales esfuerzos de ayuda nunca curarán la enfermedad. Su país gasta decenas de billones cada año para protegerse contra un conflicto global, el cual si viene, solo probará que la enfermedad se ha vuelto fatal. Si el diez por ciento de esta enorme cantidad de dinero fuera empleado para ayudar a los pueblos a comprenderse los unos a los otros, ellos estarían atacando la enfermedad en sí misma, y en unos pocos años la enfermedad habría curado. Cuando las industrias de sus naciones se hayan liberado de la necesidad de gastar tiempo y energía para producir medios de guerra y destrucción, ellas tendrán el tiempo y la energía para elevar el standartd de vida de todos los seres de la Tierra a un punto donde ellos estarían completamente libres de necesidades.

“Cuando estén libres de necesidades, estarán libres del miedo, y su civilización habrá zanjado el punto crítico de su desarrollo. Su época más grande, su “Edad de Oro” descansa delante de Ud., Uds. tienen solamente que atravesar la puerta correcta. Cuando aumenten su comprensión. Uds. acortarán el tiempo en que alcanzarán la “Edad de Oro”. Yo le he dado tanta información e instrucción como Ud. es capaz de absorber en este momento. Como dije antes, no tenemos ningún deseo de forzar nuestro conocimiento y nuestra cultura sobre su raza, y no lo haremos. Tampoco podemos aparecer en persona delante de su pueblo hasta que haya evidencias concretas que la mayoría de su pueblo comprenda nuestros motivos y desee encontrarnos.

“Lo dejaré a Ud. con una cita final de su propia filosofía:

Examine todas las cosas

y

adhiérase firmemente a lo que es bueno.

61

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

“Adios Dan, buena suerte. Ayude a su pueblo a comprender la verdad respecto a ellos mismos, su existencia y su futuro. Cuando haya hecho suficiente progreso, estableceremos contacto con Ud. nuevamente”.

62

VI

¿COMO SE COMUNICAN CON NOSOTROS DESDE EL ESPACIO EXTERIOR?

Muchos de los que han leído el relato original del incidente de White Sands, me han preguntado si los medios de comunicación empleados por Alan podían ser déscriptos como telepatía. La pregunta es difícil de responder debido a la naturaleza indefinida del término.

El Diccionario de Webster define el término “telepatía” como, la “Comunicación entre mentes por medios distintos que los normales ordinarios”. Desde que los medios normales ordinarios no se mencionan ni definen, la definición anterior deja mucho por explicar. La vaguedad de la definición ha creado en las mentes de muchos estudiantes y en la mayoría del público en general, la impresión de que tal fenómeno telepático no puede ser explicado satisfactoriamente en términos físicos ordinarios. El resultado es que la telepatía es habitualmente relegada-a un área de la metapsíquica que está más allá de la definición y comprensión del individuo medio, y está tan alejada de la realidad, que se duda de cualquier texto que empleee ese término.

Sin embargo la palabra telepatía es empleada cada vez más frecuentemente, y un número creciente de personas, científicos y legos están empezando a considerar que el término tiene validez básica. Unos de los mejores libros de texto que he leído sobre el tema es “ESP and Your Super-Conscious” del Dr. Gilbert N. Holloway, Ph. D. que es uno de los más destacados exponentes mundiales en ESP (Percepción extra sensorial). Este libro fascinante explica la telepatía de una manera clara no habitual. También explica la Percepción Extrasensorial y como se lleva a cabo. En su libro, el Dr. Holloway llama la atención porque nuestro gobierno, nuestras escuelas y nuestras universidades deberían profundi

63

EL INCIDENTE DE WHITE SANOS

zar el estudio de la ESP, v muestra corno la ESP puede ser empleada para Hacer contacto con nuestros astronautas en el espacio. Luego explica cómo y por qué los hombres de los “Platos Voladores” han desarrollado la ESP en tan alto grado. De hecho el libro del Dr. Holloway apoya y hace más clara mucha de la información contenida en este libro.

Los resultados de decenas de miles de ensayos específicos, realizados bajo condiciones rígidamente controladas, dejan poco lugar a dudas que la transmisión directa del pensamiento y de datos específicos de una mente a otra o a otras mentes de hecho ocurre, en cierta medida y bajo ciertas condiciones. Pero, mientras miles de horas-hombre de esfuerzo han sido empleadas para demostrar el hecho que la transmisión del pensamiento puede y tiene lugar, pocos esfuerzos han sido dirigidos a descubrir los medios reales por los cuales dicha transmisión y recepción se realiza. En la actualidad se sabe que todas las funciones motoras y sensoriales del cuerpo son de naturaleza eléctrica. Todo el sistema nervioso del cuerpo es una masa de circuitos eléctricos sumamente complejos. Estudios continuados han demostrado que casi todas las funciones que puedan ser realizadas por un circuito eléctrico o electrónico están presentes en algún lugar del cuerpo humano. Las corrientes galvánicas producidas en el cerebro han sido estudiadas por muchos años a través del electroencefalógrafo. Pero, lo que no es tan bien conocido, es que esas corrientes moduladas que emplean los nervios como conductores, también producen ondas electromagnéticas (como lo hacen todas las corrientes moduladas cuando se mueven a través de conductores). Estas ondas pueden, mediante el uso de equipos suficientemente sensitivos, ser detectadas, amplificadas y puestas en evidencia a través de un osciloscopio de rayos catódicos: Desde que se ha demostrado que el sistema humano posee un equipo que crea, modula y emite ondas radiales, es razonable admitir que también pueda contener equipo para la recepción y translación de este tipo de onda de radio.

En la comunicación que tuvo lugar entre Alan y el autor de este libro, las palabras habladas eran netas y claras como si el que hablaba estuviera a pocos pies de distancia y no a muchas millas como ocurría en realidad (el Dr. Holloway en el libro mencionado, recalca como, esto, puede fácilmente ser hecho por aquellos que saben cómo hacerlo). En ocasión del segundo contacto, Alan

64

Dr. DANIEL FRY

hizo un esfuerzo, parcialmente exitoso, de explicar en términos comprensibles para mí, los mecanismos del sistema de comunicación que estaba siendo usado. Empezó señalando que el cerebro no puede percibir las ondas sonoras que chocan contra el oído hasta que éste haya convertido las ondas en impulsos galvánicos mínimos que viajan desde el oído hasta el cerebro a través del nervio auditivo. En realidad toda la función del oído consiste en convertir las ondas sonoras en corrientes eléctricas. débiles que son los únicos impulsos que el cerebro puede percibir. También explicó que el cuerpo humano puede y absorbe ondas de radio y por sus ligeras diferencias de masa y dimensiones cada cuerpo entrará en resonancia con tales ondas a cierta frecuencia precisa la cual es típica para cada cuerpo.

El sistema empleado por Alan con el propósito de comunicarse con el autor, consistió en una onda portadora rectilínea sintonizada en la precisa frecuencia del individuo que recibe la señal. La modulación de la voz es imprimida sobre la onda portadora en cierta manera similar a la que nuestras emisoras e radio imprimen la señal de audio sobre la onda portadora de radiofrecuencia.

Cuando el cuerpo receptor está en resonancia con la onda portadora, se generará una pequeña pero adecuada señal audible (au dioseñal), no solamente sobre el nervio auditivo sino también sobre otros nervios que se extienden a varias partes del cuerpo, pero terminan cerca o en el centro auditivo mismo del cerebro. El proceso puede ser descripto como “modulación electrónica del sistema auditivo”. El resultado final es que, el individuo “oye” la palabra hablada en los receptores finales, de la misma manera como lo haría si las ondas sonoras originales llegaran a su oído, Desde que el cuerpo está en resonancia con la onda portadora, una parte de la onda será reemitida por el cuerpo. Cuando se formula una réplica a la señal original, esa onda reemitida por el cuerpo, será modulada en cierta medida por las corrientes nerviosas generadas en el cerebro del receptor. Por lo tanto, esta comunicación bidireccional es posible aunque la onda portadora es generada en uno solo de los extremos del sistema. Nuestro sistema de radar puede ser usado como una analogía aproximada. También aquí una onda es emitida en cierta dirección por un rayo transmisor. Cualquier objeto con que tropiece la onda, reflejará una porción de ella hacia el transmisor. Estas señales de retorno son captadas por

65

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

la estación transmisora, amplificadas y desplegadas a través de un tubo de rayos catódicos, pudiéndose así determinar la forma, el tamaño y la naturaleza general del objeto.

Mientras el sistema empleado por Alan es considerablemente más preciso y algo más complejo que nuestros sistemas de radar, es un dispositivo que podría, con un poco de estudio, ser com prendido y probablemente duplicado por nuestra propia tecnología.

Hay sin embargo, dudas considerables que tal sistema fuera deseable. Y es improbable que contribuyeran a nuestro bienestar durante nuestro presente estado limitado de desarrollo.

A medida que sepamos más, comprenderemos más. Por consiguiente nuestra sabiduría y sentido común aumentarán.

66

VII

RESPUESTAS LOGICAS A MUCHAS PREGUNTAS SOBRE OVNIS

Cuando viajé a través de los Estados Unidos y Europa dando conferencias sobre objetos voladores no identificados, pedía a la audiencia que formulara las preguntas que quisiera. Como regla general, todas las preguntas caían dentro de una lista común, y este es un intento de contestar brevemente las preguntas que fueron formuladas con más frecuencia.

Casi todo lo que he visto escrito sobre Objetos Voladores No Identificados, ha sido enunciado por uno o dos grupos distintos de individuos.

Un grupo está representado por creyentes entusiastas inclinados a aceptar virtualmente al pie de la letra cualquier dato comunicado.

El grupo opuesto está principalmente compuesto por escépticos que miran con aire superior y autoritario.

Cada escritor escribe su artículo desde su punto de vista y principalmente con el propósito de justificar su propia posición y punto de vista. Siempre hay en estos trabajos una gran parcialidad.

Si fuera posible conseguir que la gente considerara el tema en forma fría e imparcial, la aplicación de la lógica desapasionada a las muchas preguntas que surgen, podría suministrar informa ción de considerable valor y, por consiguiente, reducir el grado de confusión pública provocada por. el continuo y a menudo mor daz debate entre los dos extremos.

Las posiciones de los dos grupos opuestos es esencialmente como sigue:

El primer grupo cree e intenta demostrar que hay amplia evidencia para justificar la aceptación pública del postulado que la

67

EL INCIDENT DE WHITE SANDS

Tierra está siendo observada o visitada, de tiempo en tiempo. por seres inteligentes que no son nativos de este planeta.

Si esta suposición es verdad, obviamente el progreso científico de tal raza estaría a un nivel considerablemente más avanzado que el nuestro. Su cultura podría por consiguiente hacer valiosas contribuciones a la nuestra, y nosotros deberíamos hacer todos los esfuerzos posibles para establecer contacto permanente con tales seres, para nuestro propio bienestar y desarrollo, si no por otros motivos.

Los miembros del segundo grupo habitualmente insisten que todo esto no tiene sentido. Ellos afirman que no existe evidencia segura que pruebe que seres inteligentes procedentes de algún lu gar del espacio, hayan alguna vez visitado la Tierra. Aún en el caso de que tales seres existan, están seguros que están demasiado lejos de la Tierra para tener cualquier interés ya sea en observarnos o en visitar este planeta.

Este grupo también afirma y trata de probar que todo relato de observación de OVNI puede, con adecuado manipuleo, correcciones y juiciosas escisiones de los datos aportados, ser adecuadamente explicado en términos de fenómenos terrestres.

Sin embargo, en toda controversia donde contienden puntos de vista diametralmente opuestos, la verdad será hallada, habitualmente, a medio camino entre los dos extremos.

No es el propósito de este capítulo argüir en pro de uno u otro lado de la controversia, sino examinar tan imparcialmente como sea posible, algunas de las muchas preguntas que se presentan.

Siempre que un objeto dsconocido OVNI es avistado en nuestro cielo, y su naturaleza y funcionamiento no puede ser correlacionado inmediatamente con un objeto terrestre conocido, al guien expresará la posibilidad que podría tratarse de una nave espacial trayendo visitantes de algún otro planeta.

Tal sugerencia no encuentra la aprobación de ciertos individuos que, de una manera egocéntrica, creen que el hombre es lo más importante y nada puede igualarlo o sobrepasarlo. Ellos tra tan, por consiguiente, de negar o refutar cualquier posibilidad de este tipo.

La mayoría de nosotros ha nacido y ha sido educado en la creencia muy satisfactoria para el propio ego, que el hombre de

68

Dr. DANIEL FRY

la Tierra es la suprema creación del Universo, así como la razón principal para su creación. Por consiguiente, la existencia de cualquier raza superior invalidaría esta creencia y nos colocaría por lo menos un escalón por debajo de ellos. Este es un lugar donde el ego, de muchas personas no permitirá jamás ser colocado por más cierta que sea la evidencia.

Hay otros individuos, sin embargo, que son capaces de aceptar la posibilidad de tales razas superiores pero se consuelan a sí mismos con la convicción que tales razas deben estar necesariamente tan lejos, de que nunca habrá posibilidades de encontrarnos con ellos.

Un considerable porcentaje de modernos científicos caen en esta última categoría. La mayoría de nuestros actuales astrónomos aceptan esta abrumadora probabilidad estadística de vida inteli gente extraterrestre. Pueden aceptar esta probabilidad con perfecta tranquilidad mientras esa vida se quede en su propio lugar de origen o por lo menos a unos pocos años luz de nosotros.

Pero, si surge cualquier evidencia que parezca indicar que algunas de estas inteligencias de otro planeta puedan estar observándonos desde nuestra propia estratosfera, la situación cambia in mediatamente, y la evidencia debe ser explicada de cualquier manera prescindiendo de la lógica y la razón.

Por eso es que hay una gran dosis de verdad en un dicho que afirma “El YO del hombre es la mayor barrera a la comprensión humana”.

Desde que nuestros astronautas han empezado a penetrar los confines del espacio, gradualmente se ha producido un cambio en la manera de pensar de mucha gente. Se ha vuelto obvio que las generaciones venideras saldrán al espacio expandiendo constantemente el área de, exploración y descubrimientos.

Si el hombre de la Tierra puede hacer esto, luego es posible que otros seres de otros planetas puedan ya estar haciendo lo mismo.

Consecuentemente, un siempre creciente grupo de gente es capaz de aceptar la probabilidad estadística de que el hombre de la Tierra no es el único en el Universo, y que nosotros podemos no ser el exponente supremo de la vida inteligente.

Cuando aparecen objetos en el cielo que son difíciles de explicar en términos terrestres, esta gente empieza a hacerse preguntias,

69

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

a sí mismo y a otros que puedan tener interés en el tema. Ellos no ignoran los relatos considerándolos ridículos, ni se esfuerzan..” desesperadamente en crear explicaciones terrestres.

Las preguntas, casi invariablemente, son del mismo tipo y son hechas de la misma manera por todos. Muchas de las preguntas no pueden ser contestadas de una manera directa o simple, porque la pregunta en sí misma es una sobre simplificación del problema que la origina.

Por ejemplo, la primera pregunta es habitualmente expresada de la siguient manera: “Si algunos de estos Objetos No Identificados son realmente máquinas, creadas y dirigidas por seres inteligentes extraterrestres, ¿de dónde vienen?

Por la forma en que está expresada la pregunta, es obvio que el que inquiere piensa en términos de una sola posible procedencia; mientras que el consenso general de la opinión científica actual es de que hay por lo menos unos cuantos miles, si no decenas de miles de planetas, sólo en nuestra galaxia, que pueden albergar vida inteligente, de los cuales muchos pueden haber alcanzado niveles científicos mucho más allá de nuestra actual capacidad de comprensión.

Hay muchas evidencias de la casi universal aceptación de este postulado por los hombres de ciencia. Uno de los informes más explícitos fue publicado por Associated Press el 13 de septiembre de 1964. Procedía de Pasadena, California y decía “que un científico que ocupaba un alto cargo había dicho: los miles de planetas de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, podían ser habitados por criaturas inteligentes como el hombre”.

Harrison Brown del Instituto de Tecnología Geoquímica de California, después de un estudio financiado por la Aeronáutica Nacional y Administración Espacial dijo que “Las condiciones fa vorables para la vida podían ser mucho más abundantes de lo que generalmente se creía posible”.

Considerando que puede haber cientos de millones de planetas en la Vía Láctea, y que muchos de ellos son bañados por la luz de sus soles que les dan vida, Brown dijo: “Se puede concluir que el hombre no está solo en la galaxia. La búsqueda de evidencias de tales formas de vida inteligente puede ser verdaderamente provechosa y excitante”.

Nótese que la información anterior no representa la opinión

70

Dr. DANIEL FRY

de un solo científico. Es el resultado de un estudio más bien amplio de la pregunta, y un examen panorámico de la opinión de los científicos de todo el mundo. Vemos que nuestra renuencia y mala voluntad en aceptar la posibilidad de una fuente única de vida extraterrestre, debe extenderse y abarcar la galaxia entera, que puede rebosar de vida inteligente en todas direcciones.

Es evidente que la pregunta “¿De dónde vienen?”‘ sólo puede ser contestada si se han obtenido informaciones específicas de los mismos viajeros.

La segunda pregunta es múltiple y se relaciona con la logística del viaje espacial. “¿Cómo pueden cruzar distancias casi inconcebibles entre estrellas, cuando tales viajes requerirían años, aún a la velocidad de la luz? ¿Qué comerían? ¿Cómo podrían respirar durante esos largos períodos en el espacio? ¿Cómo pueden sobrevivir las aceleraciones extremas de sus naves?

Estas y docenas de preguntas similares, todas relacionadas con el hecho que los viajeros del espacio, si existen, ciertamente deben haber adquirido muchas habilidades que no comprendemos y somos, por el momento, incapaces de reproducir.

La respueta a estas preguntas es, simplemente, que la posesión de habilidades extraordinarias sería normal y predecible en cualquier raza que ha progresado más allá de nuestra etapa de desarrollo, justo como nuestras habilidades científicas aumentan y extienden con cada año que pasa.

Es generalmente aceptado como un hecho astronómico, que nuestro sol es una estrella relativamente nueva en nuestra galaxia, y sus planetas, incluyendo nuestra pequeña Tierra, son cuerpos celestes comparativamente jóvenes.

Parecería por consiguiente, haber una certeza estadística, que muchos, si no todos los planetas habitados de nuestra galaxia, contienen razas que han tenido períodos de evolución más largos que nosotros así que podría esperarse que posean poderes y conomientos que nosotros todavía no hemos logrado y ni aún siquiera imaginado.

La tercera serie de preguntas se refieren a las acciones que podríamos esperar de los nuevos visitantes del espacio. Las preguntas habitualmente empiezan como sigue: “Si cualquiera de estos obejtos observados son realmente naves espaciales, creadas y guiadas por seres extraterrestres, ¿por qué no manifiestan su presencia

71

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

en alguna manera indudable? Por ejemplo ¿por qué no aterrizan en los jardines de la Casa Blanca, no salen de su nave y dicen “Aquí estamos, afortunados habitantes de la Tierra. Hemos venido a hacernos cargo de su atrasado planeta y desenredar el tremendo lío que Uds. han hecho de las cosas”.

Otra gente dice “¿Por qué no aterrizan en el Pentágono y tratan de establecer acuerdos comerciales para que pueda realizarse intercambio entre las dos razas?”

Otros todavía hacen notar que si, los visitantes han adquirido conocimientos científicos mayores que los nuestros, con toda probabilidad también poseerán armas superiores a las cuales no po dríamos resistir. Ellos no tendrían ninguna necesidad de comerciar desde que, fácilmente, podrían tomar lo que quisieran o necesitaran.

En vez de intentar contestar a cada una de estas preguntas por separado, podemos crear una simple analogía para ilustrar la posición en la cual se encontrarían los visitantes.

La analogía es fácil de entender. Y capacitaría a cada lector para contestar las anteriores preguntas sin otra explicación, especialmente si podemos asumir que tales visitantes del espacio han desarrollado .un mayor grado de conocimiento técnico que nosotros. Empezaremós por recalcar el hecho de que, en nuestro planeta, por lo menos en dos áreas, una en Sudamérica y otra en Australia Central, todavía hay razas de seres que no han logrado llegar al arco y la flecha. Estas tribus viven de una manera que recuerda la Edad de Piedra y, desde el punto de vista del desarrollo científico, están muchos miles de años detrás nuestro, a pesar de que viven en zonas que están a pocas horas por aire de nuestros centros civilizados.

Nosotros conocemos algo respecto a estas tribus porque unos pocos de nuestros exploradores y misioneros han penetrado brevemente en sus dominios y los relatos que ellos han. escrito están al alcance de cualquiera, interesado en la cuestión.

Las razas más primitivas, por otra parte, no tienen lenguaje escrito, ni medios de comunicación masiva, ni manera de perpetuar la información. Consecuentemente, como raza, ellos no cono cen nada con respecto a los que vivimos en áreas más progresistas, y serían incapaces de entender cómo vivimos nosotros y lo que sabemos, aún si le fuera dicho.

72

Dr. DANIEL FRY

Sin embargo, nosotros tenemos aviones a propulsión a chorro que vuelan en zonas donde esa gente vive, y ocasionalmente ellos pueden verlos.

Permítanme que describa una aldea establecida en la jungla, que por un lado linda con una planicie ondulada. Imaginen que uno de los cazadores de la tribu ha herido un antílope y ha per seguido a su presa herida por varias millas sobre la planicie ondulada.

Mientras está allí solo, un gran avión a chorro pasa con estrépito sobre su cabeza volando bastante bajo. Después de unos pocos minutos, se precipitará excitado hacia la aldea con la increíble historia de su experiencia.

– “Amigos”, quizás él podría decir. “Cuando hoy estaba en la planicie un pájaro gigante pasó sobre mi cabeza. Jamás ha visto algo como eso. Tenía una envergadura de varios cientos de pies. Sus alas y todo su enorme cuerpo brillaba a la luz del sol como si estuviera hecho de plata. Al pasar sobre mi cabeza hizo un estrépito retumbante que parecía sacudir la tierra, y de su cola salía una columna de humo negro”.

En este punto de la historia, sus amigos sacudirían la cabeza y su mejor amigo le diría con voz suave “Cálmate, ¿porqué no vuelves a tu choza y duermes un poco? Nosotros sabemos que los jugos fermentados llegan más temprano o más tarde; pero tú insultas nuestra inteligencia. Nosotros conocemos todos los pájaros de esta zona, los hemos observado y perseguido por muchos años.

“El pájaro más grande es el cóndor. Su envergadura es de 8 o 9 pies. Pero ningún pájaro mide cien pies. Y sabemos que tales pájaros tienen muchos colores, pero ninguno es de color plateado. Los pájaros emiten distintos sonidos, pero ningún pájaro ha rugido si sacudido la tierra. Ni siquiera el león puede hacerlo. “Todas las cosas que dijiste son contrarias a lo que nosotros sabemos que es verdad; sin embargo haces la historia más ridícula aún diciendo que salía humo de la cola del pájaro. ¡Qué tontería! Vuelve a tu choza hasta que hayas recuperado un poco de cordura, y después hablaremos de otras cosas”.

El resultado sería que no se hubiera tomado en consideración el relato del cazador. Hubiese sido descartado como alucinación o fantasía.

Supongan sin embargo que unos días más tarde, otro cazador

73

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

llegará sin aliento a la aldea y dijera “Yo también vi uno de esos’, enormes pájaros”.

Si esto ocurriera bastante a menudo, eventualmente se aceptaría que habría alguna cosa extraña volando sobre ellos, y al principio se harían especulaciones públicas sobre lo que podría ser.

A este punto, uno de los nativos más inteligentes podría aventurarse a sugerir que en vez de ser un pájaro, podría ser una máquina. Esto sería una idea difícil de expresar. Las tribus primiti vas no tienen palabras en su lenguaje para expresar máquina, porque no tienen máquinas. Sin embargo el pensador podría ser capaz de expresar la idea de que en algún lugar del mundo, puede haber una raza de seres humanos que se han desarrollado tanto, que pueden construir cosas en las cuales ellos pueden volar.

Sería una idea tremenda y difícil de aferrar para un nativo medio. Sus amigos se rascarían la cabeza y dirían “Yo no sé, es una idea bastante descabellada. Uds. están hablando de gente que hace cosas que son imposibles. Aunque lo que Uds. dicen fuera verdad, no sería una explicación lógica para las cosas que Uds. dicen haber visto en el cielo.

Es obvio que si esas cosas fueran máquinas y hubiera gente dentro de ellas, mirarían hacia abajo y verían la aldea. Ellos querrían descender con su máquina en el medio de la aldea, saltarían de ella diciendo “Llévenme hasta su jefe. Deseamos establecer relaciones comerciales y queremos tener intercambio con su pueblo. Deseamos conseguir algunos de esos huesos preciosos que su gente usa en la nariz, algunos de esos anillos de cobre que se colocan alrededor del cuello y algunos de esos sabrosos gusanos que tienen por almuerzo”.

Ninguno de esos grandes pájaros jamás ha aterrizado en la aldea, así que es ilógico suponer que haya seres inteligentes dentro de ellas.

Otro de los pensadores de la tribu podría interrumpir para puntualizar que cualquier raza que pueda construir máquinas en las cuales se pueda volar, ciertamente debe poseer armas mucho más complicadas y mortíferas que la lanza y los cuchillos de piedra de la aldea de cazadores.

¿”Por qué comerciarían ellos con nosotros”? preguntarían. “Elos simplemente podrían aterrizar, conquistarnos, hacernos sus esclavos y luego podrían tomar lo que quisieran. Pero ellos no lo

74

Dr. DANIEL FRY

han hecho, así que tiene razón: es ilógico suponer que pueda haber seres inteligentes dentro de esos grandes pájaros”.

La lógica de los pobladores es perfectamente correcta dentro de nuestro propio punto de vista. Ellos simplemente suponen que nosotros haríamos exactamente las mismas cosas que ellos harían si estuvieran en el aeroplano. El único error de su lógica radica en su falla en darse cuenta que nosotros no usamos más huesos en la nariz, y cuando deseamos comer no elegimos gusanos sino que vamos al supermercado más próximo y seleccionamos una amplia variedad de alimentos completamente desconocidos para ellos.

Con respecto a las armas superiores, las tenemos por supuesto, y podríamos si quisiéramos conquistar la tribu primitiva. Sin embargo no hay razón terrestre para Hacerlo desde que no necesitamos y no podríamos usar ninguna de sus posesiones o productos. Ellos no podrían contribuir de ninguna manera a mejorar nuestro bienestar y se transformarían en una nación más a la que deberíamos enviar todos los meses “ayuda exterior”.

La aldea aborigen no corre el menor riesgo de, ser invadida por nosotros, ni es probable que se vuelva un centro de comercio.

Si algunos de los miembros de nuestra raza visitara la aldea, probablemente deberían ir como misioneros al servicio de la humanidad, y ellos ofrecerían trozos de nuestra cultura en la medida que pudiera ser útil a los pobladores y que pudiese ser aceptada por ellos.

Si los misioneros desearan evitar ser cocinados en la olla de la aldea, o ser ofrecidos a los dioses de la tribu, deberían proceder lenta y cuidadosamente.

Si una raza avanzada de otro planeta, decidiera enviar misioneros a nuestro planeta Tierra, ellos deberían ser bien asesorados para proceder de la misma manera. En verdad, una cuidadosa lec tura de las páginas frontales de nuestros diarios metropolitanos sería suficiente para hacerlos renunciar a su proyecto por demasiado difícil de llevar a cabo, y ellos partirían inmediatamente de regreso a sus hogares.

El intento de aplicar generalidades a los relatos de OVNIS sólo produce un aumento de confusión, pues cada caso es un hecho separado y distinto que debe ser juzgado estrictamente por sus propios méritos.

Ningún estudio del fenómeno OVNI tendrá algún valor o

75

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

significación a menos que el estudiante deje su ego y sus emociones en el guardarropa antes de entrar al aula de estudio, y aún luego, la única conclusión firme a la que el estudiante pueda posiblemente llegar, es que ninguna deducción es válida con certera, en un área donde las posibilidades son tan infinitas como el Universo mismo.

76

VIII

LO QUE DICEN OTROS

El Dr. J. Allen Hynek, astrónomo en Northwestern University, ha investigado los OVNI para las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos por 18 años. El Dr. Hynek dice: “Ha habido mucha gen te sincera e inteligente que me ha dicho casi apologéticamente de haber visto cosas que no podían explicar. Creo que es tiempo que nos preguntemos: cuales son los 25 mejores y más auténticos ca, sos de OVNIS. Luego pedir al gobierno que designe un panel de astrónomos, físicos, psicólogos y expertos para evaluarlos. Después de todo esta manía ha ido en aumento por casi 2o años. Su persistencia misma merece una evaluación científica. El público se sentiría mejor si viera aplicar cuidadosamente un método científico. El ridículo no es ciertamente científico”.

Brigadier General John A. Mc David, USAF. Director de Comunicaciones Electrónicas para el Joint Chiefs of Staff, dijo en una charla aprobada por la Fuerza Aérea dada en, la Milliken University, Decatur, Illinois, “Debemos estar preparados para el futuro. Nuestra relación con otros seres en el universo es parte de ese futuro, pues el Dr. Arthur C. Clarke científico de la British Interplanetary y autor, cree que: “Hay pocas dudas que entraremos en contacto en el espacio con razas más inteligentes que nosotros mismos”.

“Antes de mucho, la gente estará obligada a darse cuenta y aceptar como un hecho que esta tierra es sólo un grano de arena infinitesimal en un Universo infinito, y nuestra vida humana en la Tierra es solamente una de muchas formas de vida con las que

77

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

tiene que ver Dios, y que hay otras que son, en muchas maneras, superiores a nosotros.

“Y, si esto es verdad, nuestro encuentro con otros tipos de existencia en otros lugares del Universo, bastante probablmeente, aumentará el elemento potencial de conflicto en vez de disminuirlo.

Esto impone una carga aún mayor a los conductores de nuestras presentes y futuras generaciones”.

El Reverendo F. Vera Hodge vicario de la Iglesia de Inglaterra, le fue concedida la cruz militar en 1943. En un llamado a sus 5.000 feligese dijo: “Yo creo en `estos platos voladores”. Aunque nunca he visto uno yo mismo, pienso que es bueno oir hablar de ellos y acostumbrarnos a la idea de visitantes espaciales.

“Así cuando ellos aterrizen en cantidad, lo cual creo bastante probable, nosotros podremos aceptarlos como amistosos visitantes, y no agarrar un arma y empezar una guerra terrible con gente que, probablemente, son más amantes de la paz que nosotros.

“Pienso que los propietarios de estas máquinas volantes, problamente de Venus o Marte, están preocupados porque estamos expuesto a estallar en pedazos y, al mismo tiempo, podemos dañar de alguna manera a otros mundos”.

La señora Hodge dijo: “Estoy de acuerdo con mi marido que la gente debería estar preparada para esperar un aterrizaje de seres procedentes de otros planetas. Si un marciano aterrizara en mi jardín esta tarde, haría lo que hago siempre con mis visitantes: invitarlo a tomar una taza de te”.

El Revendo Yasuo Sakurai, Presidente de Oomato (Universal Love and Brotherhood Association), dió una conferencia en Tokio en agosto de 1962 en la cual dijo: “La entera creación es un enorme cuerpo viviente basado en el impulso creador cósmico”.

“Más aún, su actividad obdece a una ley establecida, y una existencia sin ley no es posible.

“En vista que en ese gran Universo no son permitidas las actividades y la existencia sin ley, la sociedad humana deberá adaptarse a las concepciones de los principios guías de la Federación Mundial.

“Lá vida humana ha sido dada por Dios, que es el Creador

78

Dr. DANIEL FRY

del Universo. Está vida otorga igual dignidad. Dañarla o destruirla es la mayor felonía

“Cuando reflexionamos en la historia pasada de la sociedad humana, en relación con este principio básico, debemos admitir el hecho de que han sido cometidas una gran cantidad de equivocaciones.

“Más aún el hombre no puede vivir solo. Mientras que la vida de otros dependen de él, su existencia sólo es posible con la ayuda de otros poderes. Deberá, pues, ser creada una estructura social basada en la correspondencia recíproca de todos sus miembros.

“Aquí descansa la moral social, y debe estipularse una regulación por “ley” del principio de vivir y dejar vivir. Pero la moral y “la ley” no debe ser tal para deformar o suprimir la vida.

“Es amor y sabiduría que yace en las raíces de la actividad humana. El crecimiento y la conservación de la vida, y el desarrollo del poder vital progresa por ellos. El amor y la sabiduría no deben volverse egoístas, sino ser amor universal y altruísta.

“En la comunidad humana, la paz social no puede lograrse sin la prioridad del amor universal. Por consiguiente, la sociedad humana debe adoptar “leyes naturales” basadas en los principios cósmicos -como fundamentos de la ley- y en el amor universal -alcanzado por amor y sabiduría. De esta manera, el amor universal y la confraternidad pueden ser moralmente observadas como un criterio común. Esta actitud creará luego “la justicia” en la sociedad humana”.

Dr. Holloway, en la página 34 de su libro “ESP and Your Super-Conscious” escribe: “Mi percepción extrasensorial me indica que la historia de los “platos voladores” no está terminada. En realidad el estudio de los OVNI apenas ha empezado, ganará un impulso tremendo a medida que avance el siglo XX y llegará hacia su momento más culminante.

“Si Ud. sedespierta cierta mañana, mira por la ventana y ve el cielo lleno de OVNIS, no los tema. En cambio deberá preguntarse qué manifestaciones ocurrirán en las cancillerías de la especie humana. Ellos pueden transformarse en la mayor esperanza

79

EL INCIDENTE DE WHITE SANDS

de la humanidad. Y las Fuerzas de la luz de Cristo los usarán de manera más allá de nuestra presente capacidad de comprensión, para salvaguardar lo que tiene valor de nuestra espiritualmente débil civilización actual.

Hay numerosos pasajes de la Biblia que aluden directamente o indirectamente a visitantes del espacio, especialmente cuando se considera que los escritores de esa época describían lo que veían con el lenguaje de su propia era, y que las nubes, carros ardientes, y las columnas de fuego, bien podrían haber sido en aquellos días, lo que nosotros en la actualidad referimos como platos voladores, objetos voladores no identificados y naves extraterrestres.

Más abajo se citan algunos pasajes de la Biblia que muchos estudiosos, miran como pruebas de que los objetos voladores no identificados existieron hace varios cientos de años en los días bí blicos y son similares a los muchos observados tan a menudo hoy en día.

EZEQUIEL 1:4-5.

EZEQUIEL 1:28 y 2:1.

ZACARIAS 5:1-2. ZACARIAS 1:9 y 10.

SAN MATEO 2:9.

20 REYES 2:11.

HECHOS DE LOS APOSTOLES 1:9-10-11.

—————

Impreso en:

Artes Gráficas PAPIROS S.A.C.I.

Erezcano 3158 Capital

Distribuidor en Capital: Troisi y Vaccaro

Catamarca 675, Capital.

Distribuidor Interior: Cielosur Editora S.A.

Av de Mayo 1324, 1 P of 20/21, Capital

80